Esta abuela es mi padre, esto es lo que es

 

Lo de un señor vistiéndose de señora es tan antiguo como el mismo cine y más. Sin ir más lejos el recientemente celebrado carnaval tiene su punto álgido en todos esos machotes que, con la excusa de la fiesta, se visten de maruja para hacer reír al prójimo. En el cine cómico tenemos grandes ejemplos que van desde Tony Curtis y en Con faldas y a lo loco y en La novia era él hasta la injustamente vilipendiada Jack y su gemela, pasando por Tootsie, Señora Doubtfire o Hairspray. Pero fue Eddie Murphy el que abrió una vertiente en 1996 que nunca habíamos visto: la Big Momma en El Profesor Chiflado, esto es, la abuela negra y gorda.

Años después Martin Lawrence conseguiría su mayor éxito en solitario con la fusión de esta tipología de personaje con el otro que también le había dado éxito, el policía atolondrado pero eficiente. Tras Esta abuela es un peligro y Esta abuela es un peligro 2 el pasado año se estrenó Esta abuela es mi padre con la que Lawrence ha conseguido una nominación a peor actriz del año en los Premios Razzie.

La novedad que plantea Esta abuela es mi padre es que el agente Malcolm Turner enreda a su hijo porque éste es testigo de un asesinato. Lo que está claro es que la trama policiaca es lo de menos y lo que importa son los malentendidos que se producirán con padre e hijo disfrazados de negra gorda, en este caso en un entorno universitario. En este sentido están todos los giros que nosotros, astutos espectadores, nos podemos imaginar: la escena del probador de señoras donde una se despelota, el enamoramiento del hijo con la más guapa del campus, el guardia de seguridad gordo que quiere meterle mano a la abuela, la clase de pintura con la abuela posando de modelo desnuda y, por supuesto, el momento baile.

En definitiva, Esta abuela es mi padre es todo lo que se puede esperar de ella y en este sentido es honesta. Aquí la originalidad brilla por su ausencia y en ningún momento se pretende ir más allá. Si eres fan de las pelis de , Rob Schneider o de las anteriores de la saga Big Momma, porque hay gente pa tó y de perversiones está lleno el mundo, Esta abuela es mi padre te dará lo que esperas. El resto que circule que aquí no hay nada que ver.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

  • pepurr

    La tendré que ver, me gustan estas comedias absurdas, a ver qué le vamos a hacer jajajaja.
    Por cierto, te ha bailado el nombre de la película un par de veces si no me equivoco, en el tercer y cuarto párrafo.
    Un saludo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies