Treinta películas para un abril vengador

El próximo 27 de abril llega a las pantallas de todo el mundo el penúltimo capítulo de ese grupo de superhéroes que aun no sabemos de qué se está vengando. Como la venganza es un tema que ha dado mucho juego en el cine queremos proponer un listado de películas de venganza, obras donde el tema sea la retribución, legal o no, y donde los malos terminen pagando por todo lo que hicieron, aunque sea de forma algo cuestionable.

Películas de venganza

ANIMALES NOCTURNOS: Maravilloso Jake Gyllenhall interpretando a dos personajes distintos, en la propia meta-ficción de su personaje principal, cuyas historias de venganza más explícita terminan convergiendo en una especie de reivindicación personal hacia su ex mujer.


BLUE RUIN: Una peli de venganzas donde el protagonista ni siquiera parece tener mucho interés en vengarse, donde toda la espiral de violencia que se forma resulta tan arbitraria como absurda.


CARRIE: A los chavales del instituto de Carrie les habría convenido no tocarle la moral. Ya lo de tirarle un cubo de sangre por encima, ni te cuento. Al final, una venganza en toda regla, con muertes telequinéticas, asesinatos más o menos merecidos y furia de la mano de una importal Sissy Spacek.


DEATH SENTENCE: Un film de venganzas canónico pero cargado de diversión y violencia malsana. Un Kevin Bacon en estado de gracia a las órdenes del por aquel entonces semidesconocido James Wan.


EFECTOS SECUNDARIOS: La venganza, ese tema tan característico de las películas americanas y tan contagioso para el resto del mundo, forma parte del thriller de intriga de Steven Soderbergh con el que el director nos engañó en 2013 declarando que sería su última película, cuando quizás intuyó la falta de espectadores que tendría su pobre cinta.


EL FUEGO DE LA VENGANZA: Denzel Washington comiendo alambre de espino, meando napalm y atravesandole el culo a una pulga a 200 metros.


EL REY LEÓN: Mufasa es el león que gobierna las Tierras del reino y está preparando a su hijo Simba sobre las labores que tiene que desarrollar un rey. Pero Scar, el hermano de Mufasa, no está muy de acuerdo en que sea Simba el heredero al trono por lo que con ayuda de las hienas consigue quitar de en medio a Mufasa y proclamarse como rey. Simba emprenderá entonces su propio camino ayudado por los peculiares Timón y Pumba…



EL SACRIFICIO DE UN CIERVO SAGRADO: Imposible escribir menos de dos líneas sobre esta salvajada, tan atrozmente contenida. ¡Peor que Funny Games!


EL VENGADOR TÓXICO IV: No sólo la mejor de la saga, sino también una de las películas más cerdas, desagradables, políticamente incorrectas y divertidas que os podáis echar a la cara. Con James Gunn co-guionizando y haciendo un cameo descacharrante antes de triunfar en la galaxia de Marvel.


FACE/OFF: Nicholas Cage vengándose de John Travolta de la forma más horrible posible, convirtiéndose en John Travolta y convirtiéndole a él en Nicholas Cage.


GLADIATOR: Todos recordamos los discursitos de Maximus, pero lo que se recuerda menos es que, en primer lugar, se mete a Gladiador para acabar con aquellos que asesinaron a su familia. Russell Crowe en uno de sus mejores papeles pone los puntos sobre las íes en el imperio romano.


HARD CANDY: ¿Quién puede matar a esta niña? Con esa sonrisa virginal nadie esperaría que fuera un demonio.


JOHN WICK: John está tranquilo en su mansión hasta que una noche le roban su Mustang del 69 y matan a su perro. Es entonces cuando John desentierra toda su ira (junto con sus armas) de ex asesino y comienza la acción. En esta película tenemos al mejor Keanu Reeves de la década y venganza casi sin límites.


KILL BILL v.1y v.2: Versión de la misma historia con Tarantino pisando a fondo, añadiendo mucho más derroche visual y más referencias a la cultura popular. O te enamora o no la soportas.


LA JUNGLA III: Un ejemplo de como afrontar una venganza desde el lado de los buenos a través de una película puzzle.


LA MOMIA: Cuando Brendan Fraser empezó a petarlo fuerte y Rachel Weisz aún no era conocida entre el gran público, la Universal se sacó de la manga este remake donde una momia “mu mala mu mala” volvía de entre los muertos para cobrarse una deuda por amor. Entre chistes y escenas de acción, asistimos a un más que decente spin of de Indiana Jones mucho mejor que aquel de “La Calavera de cristal”.


LA NOVIA VESTÍA DE NEGRO: Acompañamos a la novia, viuda el mismo día de su boda, en el camino de su venganza contra los culpables de su desgracia. Homenaje de Truffaut a Hitchcock que es merecedor de admiración por méritos propios.


LA PRINCESA PROMETIDA: “Me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mí padre. Prepárate a morir”. Y así hasta quinientas veces antes de dar muerte a aquel que le robó todo y le hizo convertirse en un canallita pirata. No es la historia central que mueve las aventuras del pirata Eric, pero cuando estás enfermo en la cama, es una historia mucho mejor que una de amor.


MALDITOS BASTARDOS: La venganza de una mujer contra la violencia de los hombres es de lo más placentero y reconfortante de ver en el cine.


MEMENTO: Una historia de venganza donde vemos primero el resultado de la misma e iremos descubriendo que quizás no todo salió del todo bien a la hora de buscar al asesino.


OLDBOY: Después de 15 años secuestrado, Oh Dae-su buscará respuestas y venganza sobre quién es el responsable de su encierro y los motivos por los que lo encerró y liberó. Segunda película de la Trilogía de la Venganza de Park Chan-wook.


SEPPUKU: Kobayashi realiza una critica al sistema feudal y el código de honor japoneses empujando todo un relato hacia una de las venganzas más fascinantes de la historia del cine.


SIN PERDON: Una prostituta es agredida brutalmente y sus compañeras deciden poner precio a la cabeza del agresor. El en otro tiempo violento Will Muny (Clint Eastwood) tratará de consumar la venganza en nombre de las mujeres.


STAR TREK II, LA IRA DE KHAN: Aclamada por muchos como la mejor de las películas de la era clásica de Star Trek, relata una historia de venganza hasta las últimas consecuencias, reencuentros familiares y grandes sacrificios. Y, por supuesto, efectos especiales que marcan un hito, como la primera secuencia completa en CGI.


TARDE PARA LA IRA: Un thriller vengativo con el que el actor Raúl Arévalo se estrenó en la dirección y en el que la venganza es la razón principal del protagonista en esta cinta que demostró que el cine español de 2016 no debía ser lo suficientemente notable para que ‘Tarde para la ira’ ganara los premios principales en los Goya.


THE PUNISHER: En 2004, antes de que Marvel apareciera con su universo bajo la manga, Thomas Jane hizo del vengador justiciero con la calavera en el pecho y las ganas de acabar con aquellos que mataron a su familia. Y, ya puestos, a los que no también. De Dolph Lundgren hablamos en otro momento si eso.


UN CIUDADANO EJEMPLAR: Gerard Butler es un padre de familia fondón que lo pierde todo de la noche a la mañana y planea milimetricamente su venganza contra todos aquellos que tuvieron algo que ver con la muerte de su familia y contra Jamie Foxx. El planteamiento y el sádico están servidos en una historia que se desinfla poco a poco por la necesidad imperante de la ética americana de toda historia de venganza.


UNA HISTORIA DE VENGANZA: Schwarzenegger deja la acción para protagonizar un interesante drama inspirado en hechos reales en el que un padre de familia pierde a su mujer y a su hijo por el error de un controlador aéreo.


VENGANZA: Liam Neeson la vuelve a liar esta vez en otro país. Mismas tortas, misma acción, distintos muertos.


LOS VENGADORES: Si nos ponemos estrictos esta gente en realidad no se venga de nada porque no dejan ganar al malo. Pero, ¿quiénes somos nosotros para llevarle la contraria al supergrupo de Marvel?