La Jungla 2, de nuevo en el lugar equivocado

 

Dos años después y tras el enorme éxito de La Jungla de Cristal llegó a las pantallas de todo el mundo La Jungla 2 (Die Hard 2: Die Harder) inaugurando una nueva década. En los 90 McClane se tenía que adaptar a un mundo con faxes y en el que los terroristas de turno usaban alta tecnología para suplantar a todo el control de un aeropuerto. Pero desgraciadamente para los malos el bueno de John volvía a estar en el lugar equivocado.

La Jungla 2 seguía un esquema similar al de La Jungla de Cristal en cuanto a que la motivación de McClane volvía a ser salvarle la vida a su mujer y a un montón de pasajeros de aviones más. También se repetía el patrón de encerrar al protagonista en un lugar acotado: si en la primera era un rascacielos ahora tenemos todo un aeropuerto, el Dulles de Washington DC. Por repetir se repetía hasta la fecha de la primera: Navidad. Como curiosidad destacar que La Jungla 2 es la única película de la saga donde los terroristas no tienen una motivación económica sino política: rescatar al General Ramón Esperanza mientras es trasladado a Estados Unidos para ser juzgado como narcotraficante.

La jungla 2

A los mandos tenemos al entonces eficiente Renny Harlin que le dio a la película el toque de espectacularidad desmedida que se pretendía. La Jungla 2 es el mejor ejemplo de segunda parte donde todo tiene que ser más grande, más ruidoso y más explosivo. Quizás esta falta de personalidad propia fue la que lastró un poco el resultado final: el factor sorpresa ya no estaba. Mencionar que

Bruce Willis volvió a bordar el personaje con esa mezcla de dureza, coña y fragilidad de la que hizo gala en la primera parte. Y el mundo volvía a estar en su contra, desde los policías ineptos que no sabían hacer su trabajo a una cuadrilla de mercenarios despiadados. En el plantel de los malos tenemos al recuperado por Tarantino Franco Nero como el General Esperanza y al carismático William Sadler como el implacable Coronel Stuart. Y unas cuantas sorpresas que no es plan de arruinar.

La Jungla 2 fue un éxito bestial a pesar de duplicar el presupuesto de su predecesora, ya que contó con un accidentado rodaje que llegó a extenderse por cinco aeropuertos diferentes.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era “una del espacio”. Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

No hay respuestas

  1. 15 febrero, 2013

    […] claro que tras la cierta falta de originalidad de La Jungla 2 había que buscar un reto aun mayor para el amigo McClane. Y que mejor que trasladar la acción de […]

  2. 23 enero, 2014

    […] sepa lo que quiere hacer. Renny Harlin, un director que aunque de segunda fila ha hecho coscas como La jungla de cristal 2, Máximo riesgo, La isla de las cabezas cortadas, Cazadores de mente o El exorcista: El comienzo […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies