Festival de Sevilla, Sección Oficial: RESTER VERTICAL, soñando entre lobos

 

Después de su Giraldillo de Oro en 2013 por El desconocido del lago había muchas ganas e interés por ver Rester vertical, la siguiente cinta del francés . Y sin duda el resultado puede dejar de cualquier manera menos indiferente, ya que tenemos ante nosotros una propuesta excitante, ruda y bastante majara, al mismo tiempo que mutante.

Rester Vertical

Lo que parece iniciar como una película acerca de la paternidad, se distorsiona hacia terrenos sobre una sexualidad ambigua, para volver a alterarse hacia el bloqueo del guionista o el malvivir en el oficio del cine, y acabar virando hacia paisajes más surrealistas y humorísticos. En tan errático recorrido y en su desprejuiciada indefinición está una de las mayores virtudes y aciertos de Rester vertical: si te subes a este viaje en barca por aguas pantanosas y aceptas el sinsentido disfrutarás del universo enajenado de Giradie.

Con un entregado como absoluto protagonista, el director francés lo maneja y enfrenta a todo tipo de situaciones kafkianas y absurdas, deambulando cual vagabundo impasible entre parajes apacibles. Es solo en su descubrimiento final como una especie asceta solitario de las praderas, tornándose hacia lo onírico y épico, donde se pueda encontrar el asidero fundamental que da pié al título de la película. Mantenerse erguido como manual absoluto de supervivencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies