Batman v. Superman: El amanecer de la justicia, el comienzo de una saga

 

¡La pasada noche no pude dormir! Ese es el efecto que normalmente causan las mal llamadas películas del año, superproducciones millonarias que atraen a los cines a una legión de fans y seguidores, no quiero incluir entre estos a los frikis disfrazados pues estos son de otra especie, buscando conseguir unos ingresos a la altura de lo invertido. Batman v. Supermán: El amanecer de la justicia es una de ellas, la primera de las tres que nos visitarán antes del verano. Las otras dos son de la rival Marvel que comienza a tener en DC Comics un adversario a tener en cuenta.

Batman v. Supermán: El amanecer de la justicia

El enfrentamiento entre dos iconos como son el murciélago de Gotham y el hijo de Krypton parece colosal, una lucha de gladiadores que tiene su ring tanto en las oscuras calles de la ciudad de Bruce Wayne como en las soleadas aceras de Metrópolis. El superhombre de los gadgets contra el dios en la Tierra ¿Alguien da más? Yo creo que es imposible imaginar una batalla más esperada que esta. sí que ha visto posible filmarla coreografiando más de una pelea entre ambos en estas dos horas y media que dura el show.

La moda de enfrentar a mitos de algunos géneros cinematográficos ahora ha llegado a la . En esta ocasión no se trata de ver a un Alien contra un Predator en un film de ciencia-ficción ni a contra Jason Vorhees en una historia de terror. Miden sus fuerzas los superhéroes más conocidos de los comics y eso son palabras mayores.

Se ha optado por narrar dos historias diferentes y paralelas en el tiempo con algunos nexos que al final se encontrarán en un punto fijo. Un guion facilón que muchos, visto el tráiler, podíamos adivinar.

Batman v. Supermán: El amanecer de la justicia

El bueno de Zack sabe que todos conocemos los orígenes de ambos pero por si acaso nos recuerda el brutal asesinato de los padres del millonario Bruce Wayne, un correcto del que todos se burlaban pero que aprueba con nota el experimento. Por cierto que menudas sesiones con máquinas se ha debido pegar no solo en la película sino también en el gimnasio ¡está hipermazado! El hombre de traje negro no puede dormir. Las pesadillas son constantes sintiéndose a veces culpable por sus violentos actos  y atormentándose por no haber hecho algo en el pasado reprochándole además al bueno de Superman un montón de cosas entre ellas que no salvara a sus padres o que sus luchas personales, como la que tuvo con el general Zod, causaran unas muertes y unas desgracias para él muy sentidas e innecesarias.

Clark Kent tiene otros frentes abiertos. Tras haber derrotado a su enemigo kryptoniano en El hombre de acero parece que hay alguien que quiere hacerle la competencia en la cercana Gotham actuando al margen de la ley. Por ahora debe esperar su turno pues acaba de poner sus ojos en su enemigo natural, un Lex Luthor con pelo y con una esquizofrenia galopante que se va acrecentando con el paso del metraje ¡Qué raro que el cabello se le caiga por otros motivos de los cuales no hablaré en esta ocasión!

Batman v. Supermán: El amanecer de la justicia

La coincidencia de objetivos y un plan maquiavélico de un enemigo común hace inminente un enfrentamiento que adivinamos en un final muy made in y si me apuran made in videogame con invitados sorpresa, algunos desagradables como esa masa informe llamada Doomsday y otros mucho más atractivos con rostro angelical y armados con látigo, espada y escudo mágicos.

Todos contra uno y uno contra todos, la madre de todas las batallas con dos ciudades vecinas como escenario que parecen deshabitadas ya que de lo contrario estaríamos hablando de una masacre sin parangón. El ordenador ha hecho horas extras en la creación de unas maquetas que han acabado pulverizadas y hechas añicos en la gran pantalla. La música de Hans Zimmer ya no suena, se ha dejado para escenas más tranquilitas como le gustan al director, escenas llenas de lirismo como uno de los últimos vuelos en el espacio del hombre de las mallas azules o cámaras lentas llenas de significado. Aún tenemos en mente todas las preguntas filosóficas que desbordaban y consumían al gigante azulado del Doctor Manhattan en y que aquí subyacen algo ocultas bajo la capa de Superman. El dios es más humano de lo que parece. Ya no es invencible, tiene algunas debilidades como la bella Lois Lane o la recién descubierta kryptonita verde.

Batman v. Supermán: El amanecer de la justicia

Para que la fiesta no termine con la sorpresa final nos han ido regalado unas intros de personajes durante todo el metraje que auguran nuevas luchas entre una todavía no nacida  Liga de la Justicia y un enemigo que por lo que nos cuentan vendrá del espacio o del cielo si nos creemos el cuadro de la mansión Luthor. Preparaos para una nueva colección de films de personajes DC Comics. Este es el comienzo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies