Festival de Málaga 2020: “Lua vermella” y “Fractal”

ZonaZine, la sección del Festival de Málaga centrada en dar cabida a óperas primas y propuestas experimentales o vanguardistas ha traído en su segunda mitad los siguentes largometrajes: Lua vermella de Lois Patiño y Fractal de Mariana González.

Lua vermella (Lois Patiño, 2020)

Un pueblo costero gallego. Un monstruo marino. Un buzo desaparecido. Con ritmo pausado e impresionante simbolismo visual, Lua vermella supone un magistral ejercicio de creatividad y uso de fotografía al servicio de la creación de una hipnótica atmósfera, la cual se apoya en el folclore y leyendas gallegas, así como sus preciosos paisajes atlánticos. 

Lua vermella

Esta película rechaza el lenguaje narrativo convencional, lo cual requiere que el espectador abra la mente y se entregue al completo a su propuesta. Si uno consigue entrar en su juego de figuras inmóviles, su estilo experimental, y en su reflexión sobre el duelo y el luto, se encontrará descubriendo una experiencia sensorial, un cine poético, un cine personal y valiente. Pero debe entrar. 


Fractal (Mariana González, 2019)

Un grupo de cuatro jóvenes ha salido de fiesta. Mientras estában de after, una de ellas ha desaparecido. Los tres amigos salen a buscarla al lugar en el que se vio por última vez, y le comienzan a seguir la pista. En Fractal todas las respuestas son calles sin salida, y nunca se llega a notar una sensación de resolución, reflejando la sensación de “inseguridad e impunidad que existe en México” que quería transmitir la directora Mariana González, pero que hace que el filme resulte algo insípido.

Fractal

Esta producción mexicana tiene claras las personalidades de sus protagonistas, así como cuáles son las dinámicas entre ellos, pero no llega a resolver sus conflictos, ni a ofrecer ningún cambio en el tono ni el ritmo a lo largo de su metraje. Si bien era la intención de la directora retratar el “sentimiento de estos chicos que no tienen claro adónde van”, se hubiera agradecido el uso de la elipsis para aligerar el ritmo o el uso de un lenguaje más creativo para despertar nuestro interés en los problemas de los protagonistas.

ZonaZine