The Collector, más risas que miedo

 

especialhalloweenCuando un producto de terror aparece avalado con la frase De los guionistas de Saw IV, V y VI sabes que probablemente la cosa salga mal, pero eh!, habrá que darle una oportunidad antes de emitir un juicio, que no somos unos críticos cualquiera.

Así que de buenas a primeras termino un domingo por la tarde, persianas bajadas, solo en casa, dispuesto a pasar un buen/mal rato ante la televisión. Pulso el play y me preparo para pasar algo de miedo.

Demonios, ojalá me hubiera equivocado en mi juicio preliminar pero no, la cosa no está funcionando bien y resulta que la película, que se supone que debería dar miedo, lo único que da es mucha risa.

Es una pena que un producto como The Collector, que sabe que su baza principal es el tema de las trampas que utiliza (casi no nos damos cuenta que los tipos de Saw IV, V y VI están metidos en el ajo), desaproveche así la oportunidad de hacerlo bien. Las escenas en la que los personajes se enfrentan a dichas trampas recuerdan más a Solo en casa que a otra cosa.

The Collector

De repente pasamos ese punto de no retorno en las pelis de este tipo en el que aceptamos que miedo poco y procedemos a disfrutar de otra forma, riéndonos ante las lamentables escenas que nos muestran aquí.

Que decir de los personajes… no mucho para ser sinceros. Planos a más no poder, al servicio de una trama también plana de narices, e interpretados por unos actores que de ser más limitados probablemente estarían interpretando alguna obra de teatro amateur en algún barrio de Nueva York.

Desde luego tened en cuenta que si estáis preparando una maratón de pelis de miedo para Halloween The Collector no debe ser seleccionada bajo ningún concepto.

Por cierto, hay que tener en cuenta que la película tiene una secuela, llamada The Collection y me estoy planteando seriamente verla. ¿Es grave doctor?

alexliam

Enamorado del cine desde que tengo uso de razón, mitómano al máximo, comprador compulsivo de blu-rays, adicto a las series de la HBO, fan hasta la muerte de la comedia norteamericana, uno de los pocos que aún van al cine… Entre mis favoritos en este mundo fabricado con sueños (que típico, ¿no?) están Darren Aronofsky, M. Night Shyamalan, Woody Allen y Ben Stiller, entre otros muchos, muchísimos.