Shaun of the Dead, la fiesta de los zombies

 

La primera película de zombies en la que toda la acción transcurre durante un domingo por la mañana. Así podríamos definir la ópera prima de , también responsable de la divertidísima Spaced y del guión de la reciente (y prometedora) adaptación de Tintín. ¿Qué motivos me llevan a recomendarle esta película a todo bicho viviente? Enseguida lo sabremos.

Shaun of The Dead no deja de ser, ante todo, una comedia romántica para tíos (de esas que Judd Apatow ha puesto tan de moda últimamente) con un alto componente zombie de por medio. Para qué nos vamos a engañar, durante el 70% de la película los zombies son lo de menos (gran acierto, y si la veis sabréis de lo que hablo). No es una película de terror, pero la primera media hora tiene un gran dominio de la tensión que ya quisieran muchas de las propuestas que se estrenan actualmente en los cines. Durante la presentación de los personajes nos da tiempo a conocer la hilarante personalidad de cada uno de ellos, a la vez que el suspense está siempre presente y llevado de un modo excelente. Ayuda mucho el impecable estilo visual de Wright, que nunca abandona la seriedad.


Tampoco es una parodia en plan Scary Movie. Aquí, sí, nos presentan una trama llena de guiños y homenajes a películas clásicas (y no tan clásicas) del género e incluso a la serie B más jodida, pero lo más importante son los personajes y sus relaciones entre ellos. Es una comedia negra con muchos toques de humor absurdo (o más bien exquisitamente inglés), pero cada acto tiene su consecuencia. Cuando la cosa tiene que ponerse seria, lo hace; y sin que la calidad (ni la comicidad) del conjunto decaiga ni un solo segundo. La película acierta al presentarnos a unos personajes creíbles de los que nos podemos encariñar, no son ni por asomo carnaza, empatizamos con ellos desde el minuto uno. Nos vamos a identificar con el pobre Shaun, vamos a reírnos y a sufrir con él todo el rato.

Pero por si no tuviera suficiente con tener una trama y unos personajes bien desarrollados (algo de lo que, insisto, carecen muchas películas del género), la película nos deleita con unos gags que nos harán llorar de risa. Las situaciones son, diciéndolo mal, un auténtico descojone: Las primeras apariciones de zombies son una delicia, la escena de los vinilos es antológica, al igual que los momentos ‘Queen’. Acompañadas de otras escenas mucho más oscuras (durante el último tercio) donde la comedia se mezcla con el drama, dando así unos momentos intensos de tensión y humor negro que no te permiten apartar la mirada ni un solo momento. No en vano, tengo que confesar, se trata ésta de mi película (o, al menos, comedia) favorita.

Si queréis pasarlo bien en , ésta es la clase de película que no puede faltar en cualquier maratón de terror. No, no es una peli de miedo al uso, pero unos cuantos sustos os vais a llevar, y las escenas tensas no os las va a quitar nadie. Por lo demás, a disfrutar de una de las comedias más divertidas que tendréis el placer de ver. Acompañada de unas pequeñas dosis de casquería (que nunca cae en la serie B y que está excelentemente rodada, todo hay que decirlo) que nunca vienen mal.

Por cierto, no os los voy a destripar, pero tiene un montón de cameos descacharrantes que espero que cacéis, porque son un puntazo.

Lo Mejor: Humor negro, absurdo, inteligente e inglés. Gran dominio de la tensión. Estilo visual impecable.

Lo Peor: El título en español (me niego a mencionarlo). Que haya gente que no conecte con su sentido del humor (y prefiera propuestas más sosas al estilo deZombieland).

Nota: 10 (y no me arrepiento).

JUANKIBLOG

Bromeas, ¿verdad? ¡Me vacilas! ¿O no ves lo que acabas de hacer? Te mueves tú, con un aire de blues. ¡Míster, tienes ritmo y poder!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies