Predestination, los peligros del relato escrito

 

Predestination pretende ser una nueva tuerca al concepto de los , mezclando, como no puede ser menos, algún que otro concepto ya usado en la , las paradojas temporales, así como unas grandes dosis de conflicto dramático. Como suele ser habitual en estas cintas, cuanto menos se sepa sobre los giros de su guión más podremos disfrutar de ella. Aunque tampoco es que vayamos a caernos al suelo de la impresión porque muchas de las sorpresas se ven venir a la legua debido a un problema en el trasvase de la letra escrita al material filmado.

Los directores Michael Spierig y Peter Spierig basan la historia de Predestination  en el relato corto de Robert A. Heinlein, —All You Zombies—, que ya contiene todas las claves para las paradojas que vendrán. El principal inconveniente es que todas las sorpresas y giros que funcionan perfectamente en el relato de Heinlein tienen una compleja traslación a la pantalla. Hurtarnos la apariencia, por ejemplo, de un personaje es bien fácil en un relato escrito, pero en el cine el componente visual intrínseco juega muy malas pasadas, es decir, cuando no le vemos la cara a un personaje ya sospechamos que algo no nos están contando (véase El truco final). De este modo, Predestination nos oculta en muchos momentos esta información acerca de diversos personajes, hecho esto que hará que nosotros como espectadores sospechemos que algo raro pasa con ese personaje al que se esfuerzan en no mostrarnos.

Predestination

Está claro que la historia que quieren contar los hermanos de Spierig es la de Jane, verdadera protagonista de la película en la primera hora. Al centrarse en el personaje femenino de la trama, , al que nos venden como lead man, no deja de ser un secundario de lujo que en los minutos finales toma las riendas. El problema aquí no es que Hawke no sea el protagonista, sino que la historia de Jane solo se hace interesante a raíz de una revelación sorprendente que le da sentido a lo que nos están contando. Pero los Spierig usan una hora de metraje para esto y, por el camino, bostezamos inevitablemente un poquito.

Obviamente, lo bueno viene en la media hora final, cuando Predestination se suelta la melena de las paradojas y nos empieza a dejar a cuadros con sus locos planteamientos y sus reflexiones acerca del huevo y la gallina. Y uno desea que todo hubiese sido así y hubiesen resuelto la historia de la especial Jane, una magnífica Sarah Snook, en menos tiempo.

Predestination

Los amantes de las películas de paradojas temporales disfrutarán sin duda con la alambicada construcción de Predestination, fruto de la historia original de Heinlein, pero sufrirán con la traslación a la pantalla que han hecho los Spierig. Un poco más de riesgo e imaginación hubiesen hecho falta. Así como unos cuantos menos de minutos.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Kyol

    ¿Menos minutos? Es que si le dan menos pasa a estar peligrosamente cerca de un mediometraje. A pesar de conocerme el relato, la película me gustó mucho, la veo bien resuelta con respecto al tema que bien dices de las identidades. Sarah Snook está genial y su parte no se me hace aburrida, aunque sí previsible.
    No es una película que vaya a revolucionar la ciencia ficción ni que tenga unos giros de guión que te caes al suelo. Pero me dio 90 minutos geniales delante de la pantalla a pesar de ya saber casi todo lo que iba a pasar sólo por la manera en que lo cuentan.

    ¿Que quizás hubiese mejorado con un poco más de innovación y no limitarse a alargar el relato? Pues puede ser, pero realmente All you zombies es tan redonda… Yo agradezco que no me hayan hecho un “Minority Report” de un relato de 15 páginas

    • SPOILERS (aquí sí): La historia de Jane la podrían haber resuelto en menos tiempo y siendo algo más imaginativos a la hora de resolver narrativamente el problema de que la mitad del tiempo no nos muestran a los personajes claramente por razones obvias. Cierto es que la base del relato es eso y, como expreso, todo eso se puede plantear fácilmente por escrito. Yo no conocía el relato, lo leí al acabar la película y confirmó mis sospechas: funciona en papel, en imagen tiene demasiadas trabas. Y sí, tal vez debería haber sido un mediometraje: ¿No se hacen ya series a lo Cuentos asombrosos o así?

      • Kyol

        Yo también opino que hubiese funcionado mejor en plan episodio de “Black Mirror” o algo así, con un tiempo más concreto, más al grano. Pero aún así creo que funciona, no tanto como para echarse las manos a la cabeza por no haberse estrenado en cines en España como he leído por ahí. Esta película en cine no habría tenido éxito aquí, y precisamente por eso se ha convertido en una rareza muy resultona. No es la salvación de la ciencia ficción, eso está claro

  • Pingback: Cine en serio()

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies