Grandma, una abuela salvavidas

 

Por fin parece que tras algunos retrasos se estrena Grandma, un film que gira alrededor de la figura de una superabuela sabelotodo con el rostro de quien ejerciendo de mujer moderna, enrollada y liberal se embarcará en una especie de road movie visitando a algunas de sus antiguas y nuevas amistades, intentando recaudar una suma de dinero que le permita ayudar a su nieta quien le ha pedido ayuda para resolver un problema. En realidad ha acudido a ella buscando un brazo auxiliador que le saque del mar de dudas en el que está inmersa tras saber que está embarazada. El aborto le cuesta una millonada pero es la única solución posible y su abuela es una de las personas que le puede ayudar tanto económica como moralmente.

Grandma

Siempre utilizando un sentido del humor muy peculiar e irónico el director nos desnuda a esta abuela que luchará contra viento y marea para sacar del aprieto a su joven nieta aunque esto le suponga enfrentarse a fantasmas del pasado y le haga ver de frente errores que aún tienen posibilidad de arreglo como por ejemplo su actual relación amorosa con una mujer mucho más joven que ella a la que ha echado de su casa de muy malas maneras dando por finalizada su historia.

El tema del aborto se discute abiertamente entre los personajes creándose entonces un debate interno con dos posturas diametralmente opuestas. Por un lado tenemos a los que defienden a capa y espada esta opción representados por ella misma, su nieta Sage o el futuro padre de la criatura quien con su apartada posición demuestra posicionarse a favor de dicha práctica y por otro lado nos encontramos con los que lo critican como un amor de juventud interpretado magníficamente por Sam Elliot o la madre e hija que cartel en mano acampan en la puerta de una clínica abortista.

Grandma

Grandma es una película de guion donde priman los diálogos y las frases bien construidas y donde nada está dejado al azar. Todo fluye de la mejor manera posible dirigiéndose hacía un final esperado. Es quizás eso lo que hace que flojee pues un giro inesperado hubiera dado algo más de vida a esta historia. No obstante en ningún momento la trama aburre, las frases ingeniosas de esta culta abuela junto con sus arrebatos y sus salidas de tono no lo permiten. Su legado es una enseñanza que debe ser heredada y que en esta ocasión se salta una generación en la debido a las circunstancias. Un día en la vida de esta mujer supone una fuente de conocimiento y de experiencia tanto para los que están a su lado como para los que la sufren. Paul Weitz sabe que está mostrando un diamante ya pulido y pretende que nosotros lo conozcamos no solo por sus palabras sino también por sus actos a veces impulsivos a veces consecuentes pero nunca indiferentes para nosotros. Construye un film que provoca un coloquio post visionado no solo poniendo sobre la mesa el tema del aborto sino también la importancia de la en cuestiones tan importantes como esa. Yo además añadiría de mi propia cosecha la posibilidad de ver a la protagonista en la alfombra roja de los e incluso me atrevería a coronarla como reina de esa noche pues su trabajo de verdad roza la perfección. No es baladí la nominación que recibió de los premios Gotham este año espero antesala de cotas mayores.

Grandma

Sin duda los amantes del cine independiente estamos de enhorabuena pues este mismo mes nos visita también The diary of a teenage girl, otra película que sobresale en este 2015 que ya nos abandona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies