Garantía personal, respira, sobrevive, mata

 

Es muy raro el mes que no estrenamos un film rodado en nuestro país. Es un género que está en alza y que cada vez gusta más. ha decidido comenzar a lo grande y con Garantía personal, su opera prima, recurre al buen cine neo noir contemporáneo que tan buenos resultados está dando en la taquilla y en los Goya últimamente y sino que se lo digan a nuestro querido Raúl Arévalo o a Rodrigo Sorogoyen.

Garantí personal

En Garantía personal todos los elementos están aunque tuneados a la manera española, llevados a una ciudad de provincias en Extremadura, se ha rodado en Hervás y Plasencia, en Cáceres aunque está deslocalizada y no pone nombres reales a los lugares. Por allí se mueven unos personajes de todo tipo de calañas, buenas, malas y reguleras que intentarán hacer de las suyas para salir bien librados de este asunto tan turbio.

La femme fatale es el terremoto llamado Mara, interpretada por la buenísima actriz , el centro de todo, un imán para los hombres y los problemas que intenta sobrevivir y salir ilesa del peligro que acecha por todos lados en forma de acreedores. Su marido, un buen pájaro nunca contó con ella para sus chanchullos ni le informó de ninguno de ellos y cuando las cosas se torcieron por causa de la maldita crisis económica que hemos sufrido ella tiene que pagar las consecuencias de su silencio. Ignorante de la precaria situación financiera por la que pasan no solo tendrá que cuidar de ese nuevo enfermo sino también de que nadie les quite todo lo que tienen, incluida su vida. Para ello contará con la ayuda de Luis, su amante, un policía local que intentará protegerla y guiarla por este nuevo camino por el que ella ha decidido andar, un mundo lleno de baches y zancadillas con compañeros de viaje malvados y zainos que saben a lo que juegan. Violencia en estado puro con amenazas preaviso que no solo atontan sino que asustan y mucho.

En Garantía personal la sorpresa es continua, nadie sabe a ciencia cierta como va a acabar esto aunque se intuye. Todos buscan su interés personal egoístamente despreocupándose de las necesidades de los demás y por eso se ha llegado a esta insufrible situación. Los bancos engañan, los maridos engañan, los conocidos y amigos engañan. Por eso lo importante es estar ojo avizor, vigilar todo lo que sucede alrededor e intentar controlarlo todo. Ana, la esposa de Luis, lo sabe y será una de las que se apunte al carro del cambio. En esta película muchos actúan de la misma manera desde hace tiempo como los mafiosos o algún que otro desalmado empleado de banco pero otros dadas las circunstancias van a variar su comportamiento, algo que nadie se esperaba al principio como por ejemplo Mara que acabará llegando a utilizar un arma de fuego. Gente corriente que de improviso puede ser una asesina y gente sin escrúpulos y violentos que caen en la trampa y se ven sorprendidos.

Garantía personal

No faltan típicos momentos del cine policíaco como oscuras y nocturnas escenas con mucho y mayor , vigilancias sorpresivas o conversaciones y encuentros en lugares escondidos o alejados del mundanal ruido donde trapichear y cometer actos violentos, todo ello para que pasemos un buen rato aunque suframos más de un susto y disgusto. Para sobrevivir en estos ambientes la mejor defensa es un buen ataque y habrá que sacar las uñas o sacar a pasear los puños que pueden llevarse a alguien por delante.

No, no estamos detrás de una ventana siendo testigos de un ni escuchamos el plan de unos ladrones de bancos pero también tenemos a un paralítico en silla de ruedas víctima de un ictus cuando estaba de parranda. Un silencioso hombre que ya ha sido castigado y al que le esperan más fatalidades. Rodrigo Rivas sabe de lo que habla, conoce los antecedentes y los transforma para darle un sentido nuevo como con toda la película.

Por fin sale a cartelera, después de semana santa, Garantía personal. Atrás han quedado los festivales en donde ha participado con buenos resultados, como el de Cine Iberoamericano de Huelva o el de cine policíaco en Lieja (Bélgica) donde obtuvo el premio del público. Es la hora de la verdad, el enfrentamiento definitivo, sabremos si respirará, sobrevivirá y matará de satisfacción al público.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies