El gran día, vieja fórmula, nuevos niños

 

Pascal Plisson en el 2013 fue capaz de dirigir un maravilloso titulado Camino a la escuela ganando el Premio Cesar en el 2014 en esta categoría. A través de las historias de cuatro niños componía una gran obra con trasfondo social y demostraba con esas, sus vidas, el afán de superación y lucha contra las adversidades en algunos de los rincones más desfavorecidos del planeta. Ahora este mismo director presenta El gran día, donde vuelve a acudir a otros niños y adolescentes separados en distancia por cientos de miles de kilómetros pero unidos por un mismo deseo, llegar a conquistar su sueño.

El gran día

Desde Ulán Bator, capital de Mongolia, nos presenta a Deegii que tiene 11 años y quiere dedicarse al contorsionismo profesional. Para que eso ocurra debe entrar en la Escuela de Circo de Singapur. Con muchas horas a sus espaldas recibe los consejos de su entrenadora Ariunaa en el circo Khulan que siempre le anima a mejorar puliendo sus defectos.

Tom vive en Uganda y reside en el Queen Elizabeth National Park. Su vida son los animales en concreto los primates por quienes suspira al igual que las aves que no tienen secretos para él. Se examina el mismo día que Deegii para poder conseguir el título de guardabosques. Si lo consigue será un orgullo para su .

El gran día

Nidhi quiere ser de mayor ingeniera en la India pero para que eso suceda tiene que ingresar en un curso especial para becados llamado Súper 30. Es el pasaporte para que pueda matricularse más adelante en la Universidad, más concretamente en la Escuela Politécnica.

La cuarta historia nos lleva a Cuba y más concretamente a la Habana donde Albert se machaca cada día en el gimnasio al que va para ser el mejor boxeador cubano. Dentro de unos días se celebrará un combate que puede abrirle de par en par las puertas de la Academia de Boxeo de La Habana.

El gran día

Todos ellos tienen muchas cosas en común. Son adolescentes muy preparados con familia y amigos que les apoyan en cada momento a cada paso que dan y que les animan en sus aspiraciones de triunfar en la vida confirmándolo las entrevistas en directo efectuadas a estos. Para ello se esfuerzan cada día sin que flaqueen jamás anteponiendo su futuro al presente. Rodeados todos ellos de un entorno pobre son un ejemplo de superación personal consiguiendo algunos sus objetivos ese especial día otros por el contrario los verán truncados demorándose su sueño un tiempo. El director de fotografía ha hecho un buen trabajo presentándonos y situando a los personajes en algunos paisajes de postal como la vista de playa con los dos niños cubanos vistos de espalda que recuerda a la brasileña Ciudad de Dios con esta misma instantánea.

El Gran día es de esas películas que se pasarán en los colegios como ejemplos educativos al ser patrocinada y apoyada en colaboración con organizaciones tan importantes como Save the children, Obra Social La Caixa o la Comisión Nacional Española de Cooperación de la UNESCO emocionándonos, enamorándonos y aprendiendo a la vez una gran lección.

El gran dia-4

Quiere decirnos que todo el esfuerzo y toda la dedicación obtienen su recompensa siendo estos niños y adolescentes la prueba más clara de esto. Siempre nos acordaremos de ellos y ese especial día que vivimos junto a ellos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies