El abrazo de la serpiente, en busca de la flor perdida

 

Todas las películas candidatas a un Oscar tienen algo en común y es que han sido capaces de poner de acuerdo cada año a los académicos de las ciencias y artes cinematográficas de lo que ya es un milagro. En teoría, y digo solo en teoría, son aquellos trabajos que han destacado sobre todos los demás. Si a esto le añadimos que estamos ante la estatuilla que premia a la mejor película extranjera de habla no inglesa  el mérito es doble pues en el saco entran todos los países del mundo y eso son palabras mayores. Con El abrazo de la serpiente, Colombia este año tiene motivos para celebrar esa nominación pues jamás antes un film había representado a este país en la gala.  El mismo director, se quedó a las puertas con sus dos largos rodados en el 2004 y cinco años después.

el abrazo de la serpiente

No cabe duda de que tiene muchas posibilidades de ganar el pequeño hombrecito dorado.  El tema de la colonización española y sus efectos siempre ha gustado, la británica La Misión de y es un claro ejemplo. La originalidad de rodarse en blanco y negro es una rareza tan especial que siempre merece atención. The artist comenzó la moda y le fue bastante bien con sus cinco Oscar en el 2011. El abrazo de la serpiente además se mete de lleno en el mundo del chamanismo y de los sueños místicos acercándolo a otro film que este año compite por el hermano mayor. El renacido de también profundiza en lo irracional a través de pesadillas, recuerdos del pasado traumáticos y experiencias sobrenaturales vividas en la persona de Leonardo Di Caprio. No es la supervivencia lo que hace que los protagonistas de las dos películas trasciendan a otro nivel de conciencia sino estos estados de semiinconsciencia a veces, como en el caso de esta aventura americana, propiciados por la ingesta de bebidas alucinógenas.

El director está jugando con nosotros llevándonos de una época a otra con un personaje que se repite en las dos y que sirve de nexo entre ambas. El indígena Karamakate, último superviviente de su tribu, es el guía terrenal y espiritual que sirve a dos extranjeros en su tierra. Evan, un etnobotánico norteamericano y Theo, un explorador alemán, ambos personajes basados en hombres reales que pisaron la Amazonía colombiana, siguen a este indio mitad chamán mitad salvaje a través de la selva más profunda topándose con flora y fauna autóctona, entre los que destaca  el guepardo, la anaconda o la flor yakruna que enseña a soñar y con habitantes de lo más curioso como aquellos con los que intercambian presentes o con los que se encuentran en la misión española, unos niños evangelizados a base de castigos y maltratos que se convertirán sin un referente claro tiempo después, en unos locos católicos que adoran a falsos mesías y que practican el canibalismo.

el abrazo de la serpiente

La crítica al colonialismo no llega solo en boca de Karamakate cuando ataca al siervo de Theo acusándolo de haberse vendido al extranjero abandonando sus creencias sino también cuando en varias ocasiones se encuentran cara a cara con aquellos que bajo el yugo de los españoles son esclavizados y obligados a explotar algunas de las riquezas de su tierra como el caucho que en forma líquida se recoge de los árboles.

La magia y lo sobrenatural dominan los 135 minutos que dura este viaje iniciático que pretende poner en comunicación al ser humano con los dioses antiguos mesoamericanos. Un film a otro nivel que espera oír el día 28 de febrero en el teatro Dolby la mítica frase de And the Oscar goes to…. El abrazo de la serpiente.

¿Qué película crees que conseguirá el Oscar a la Mejor película de habla no inglesa?

Al contestar a esta pregunta participas en nuestro juego de los Oscars 2015 donde puedes ganar un lote de premios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies