DocsBarcelona: Los castores, plaga imparable

 

Los castores nos acerca a una de las catástrofes más inadvertidas y a la vez más peligrosas de Sudamérica. En 1940, veinticinco parejas de castores fueron trasladadas a archipiélago de La tierra del fuego, cerca del estrecho de Magallanes, con la intención de desarrollar una industria textil. Esta industria rápidamente fue olvidada y los castores empezaron a reproducirse de forma desorbitada. En La tierra del fuego no existen depredadores naturales de los castores y estos se han ido extendiendo a forma de plaga desolando el ecosistema. Los diques, madrigueras y presas han destrozado bosques, pantanos e incluso ponen en peligro la vida de otros animales como los pingüinos. El sigue la vida de una pareja de científicos chilenos, Derek y Giorgia, que estudia la reproducción de la plaga e intenta detenerla.

Los castores

Los castores transmite de una forma muy eficaz, a través de una estética muy cuidada con planos paisajísticos hermosos la increíble desolación que vive esta región. El principal problema de la plaga es que es inmensa y supera por completo a los dos jóvenes. Resignados intentan parar la plaga cazando a los castores pero sin demasiado éxito. Derek al final del film comenta que ha matado a 76 castores pero que es una cifra increíblemente diminuta respecto a los 150.000 especímenes que siguen reproduciéndose. Los castores retrata un panorama tremendamente duro, a través de entrevistas se introduce en la vida de las personas de La tierra del fuego que se ven tremendamente afectadas por esta plaga. Pero quizás la situación más difícil es la que ha de afrontar la pareja de biólogos, armándose de paciencia se ven obligados a asesinar a los pobres animales que estudian.

Los castores es un documental modesto pero que explica una situación muy difícil. Por culpa de errores del pasado producidos por el hombre una plaga ha invadido millones de hectáreas y destruido todo lo que gira a su alrededor. Plaga que ha llegado al continente sudamericano en el que tampoco existen depredadores para combatirla. El gobierno permanece impasible, mientras los jóvenes chilenos únicamente ven viable como solución a la plaga que el ser humano incorpore al castor en su dieta.

Carlos Murcia

A los 14 años descubrí mi pasión por el séptimo arte. Desde entonces nadie ha conseguido despegarme de la gran pantalla. Apasionado no solamente del cine sino también de las series de televisión, los mediometrajes, los cortometrajes, los documentales o cualquier tipo de representación audiovisual. Fiel devoto de Lars von Trier, admirador del cine japonés y de los grandes directores clásicos y de la modernidad. En definitiva, amante del cine como fuente de sabiduría con la que aprender y crecer como persona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies