D’A Film Festival Barcelona 2018: FIRST REFORMED, cielo e infierno

 

Un plano secuencia que se acerca lentamente a una iglesia, la pantalla en formato cuadrado y la fluidez del plano (sin ser travelling) transmite una intrigante extrañez. Así comienza la pesadilla creada por Paul Schrader en forma de película. First Reformed contiene muchos ingredientes que resulta difícil que consigan ser coherentes juntos. Es una crítica contra la religión a través del cambio climático y una crítica al cambio climático a través de la religión. Es un thriller con una consistencia formal realista pero que tiene muchas fugas y cambios de tono inesperados. Es un experimento narrativo y formal con resultados asombrosos.

First Reformed

En cierto modo el protagonista de First Reformed, el reverendo de una iglesia de 250 años protagonizado por Ethan Hawke, es un eco del Travis desarrollado en el guion de Schrader para Taxi Driver. Un personaje absorbido y azotado por una realidad que le conducen hacia la locura y perdida de sensatez. No sin ello dejar de sentirse identificado e impresionado por él. Un reverendo alcohólico que empieza a plantearse el compromiso de la iglesia con asuntos como el cambio climático a raíz del suicidio de un hombre al que estaba aconsejando. Cuando el compromiso por las causas ambientales y la locura del reverendo aumentan, la película pierde toda su consistencia realista y empieza el delirio pesadillesco. Pero no de una forma abrupta, sino a través de pequeños ingredientes, cambios formales hasta el momento rígidos, pequeñas acciones o secuencias fuera de tono. Todo ello desemboca en un final en el que el propio Schrader parece que pierda el control y se esté riendo de nosotros a carcajada limpia. 

First Reformed es una película más propia de un cineasta joven, radical e innovador que de un director consagrado y clásico como Schrader. Pero viendo sus anteriores trabajos tampoco sorprende en exceso las innovaciones y riesgos que toma con esta pequeña joya. Los resultados con su ultimo experimento son mucho más consistentes que en otros casos y esperemos que sirvan de impulso para que pueda realizar otros proyectos tan sorprendentes, intrigantes y desconcertantes como First Reformed.      

GuardarGuardar

Carlos Murcia

A los 14 años descubrí mi pasión por el séptimo arte. Desde entonces nadie ha conseguido despegarme de la gran pantalla. Apasionado no solamente del cine sino también de las series de televisión, los mediometrajes, los cortometrajes, los documentales o cualquier tipo de representación audiovisual. Fiel devoto de Lars von Trier, admirador del cine japonés y de los grandes directores clásicos y de la modernidad. En definitiva, amante del cine como fuente de sabiduría con la que aprender y crecer como persona.

Deja un comentario