Cinco inolvidables interpretaciones de Jim Carrey

Para muchos siempre ha sido el tío ese que pone caras, para otros un más que decente cómico y para mi un actor sobradamente preparado para cualquier cosa que le echen. Su problema, tal vez, haya sido la elección de los papeles, dejándose llevar por el dinero fácil, pero que tampoco podemos decir que le haya ido mal.

Pues con Jim Carrey comenzamos una serie de posts en Cine en serio que no tienen ni orden ni concierto y que publicaremos cuando nos de la gana repasando la carrera de algunos actores y actrices por cinco inolvidables interpretaciones, esos papeles que nos han parecido claves en la carrera de estos figuras. Empezamos.

La máscara

Gracias a La máscara se puede decir que Jim Carrey es lo que es. Gracias a un presupuesto de 18 millones de dólares consiguieron recaudar en todo el mundo unos 343 millones. Esto no es moco de pavo para una comedia, pero es que La Máscara tenía todos los ingredientes para ser un hit.

El protagonista, un hombre normal que por causas del destino se cruza con una máscara que lo convierte en un personaje opuesto a su personalidad. Jim consiguió aportar a este papel todo lo que había venido practicando en In Living Color y lo que nos había dejado entrever en Ace Ventura.

La carrera anterior de Jim Carrey ya daba igual porque gracias a La Máscara se había convertido en el hombre de moda hasta tal punto que en 1994, el mismo año en que se estrenó La Máscara, Jim protagonizó Ace Ventura y Dos tontos muy tontos.

Tengo que decir que La Máscara no es de mis favoritas de Jim Carrey, pero sin duda supuso un antes y un después en su carrera. El ritmo de la película, sumado a una buena banda sonora y a los efectos de postproducción que por aquel entonces eran pioneros consiguieron que todo el mundo se acercara al cine a ver al que llamaban el hombre de las mil caras.

Un loco a domicilio

Jim había estado haciendo una comedia descerebrada detrás de otra antes de estrenar Un loco a domicilio. Sin embargo Ben Stiller (el director de la película) tenía pensado llevar a Jim Carrey unos cuantos peldaños más allá poniéndolo en el papel de un hombre sin amigos que roza la locura.

La gente esperaba ver comedia pura y dura y Un loco a domicilio no consiguió cuajar entre el público generalista. Si nos ceñimos a las cifras simplemente hay que fijarse en que el presupuesto de la película era de 47 millones de dólares y solo consiguió recaudar 102 millones. Aunque parezca suficiente la realidad es que no lo era y la película fue víctima del marketing, ya que se publicitaba como algo que no era, una comedia loca y se acercaba más al drama que a otra cosa.

Sin embargo y pese a lo que dijera el público y un sector de la crítica Un loco a domicilio consiguió colarse en las estanterías como una película de culto y para muchos, entre los que me incluyo, es sin duda una de las mejores películas del cine moderno y en buena parte gracias al personaje interpretado por Jim, que inspiraba ternura y pánico a partes iguales.

Además, que demonios, la dirigía Ben Stiller y estaba producida, entre otros, por Judd Apatow, no podía ser mala.

Después del batacazo que había supuesto Un loco a domicilio nuestro amigo decidió no arriesgar demasiado y gracias a Mentiroso Compulsivo logró volver a llenar las salas con una comedia simple pero efectiva. Si nos ceñimos de nuevo a las cifras, Mentiroso Compulsivo logró recaudar en todo el mundo más de 300 millones de dólares, poca broma.

Así que con todas Jim decidió volver a arriesgar con una película sin género definido. ¿Era una comedia o era un drama? Sea como fuere con El Show de Truman Jim Carrey consiguió demostrarnos de nuevo que no era simplemente un actor de comedias baratas construyendo un personaje que nos puso la piel de gallina.

Quien no llorase con El Show de Truman es porque, sinceramente, no tiene corazón. Además del sobresaliente personaje interpretado por Jim Carrey no cabe duda de que la película era un preludio de lo que nos esperaba. Quizás Peter Weir no se imaginaba que su película, que pretendía ironizar de lo que ocurriría con un reality show llevado al extremo más tenebroso, iba a servir de inspiración a esos despiadados ejecutivos de televisión que hoy día nos torturan con programas que dejan la degradación humana que nos ofrecía El Show de Truman a la altura del betún.

Man on the moon

Hasta el momento Jim Carrey no se había puesto en la piel de un personaje real, no había hecho ninguna película biográfica. Sin embargo parece ser que interpretar a uno de los cómicos más excéntricos de la historia de la comedia parecía una buena idea. Si lo pensamos en frío quien mejor que uno de los mejores cómicos del momento para interpretar a uno de los mejores cómicos de la historia.

Para los que no conocieran a Andy Kaufman Man on the moon sería una broma sin gracia, un personaje que rozaba lo ridículo, pero es que Andy era así y por suerte Milos Forman supo recrear perfectamente el ecosistema que rodeaba a este hombre y los momentos clave de su carrera.

Gracias a Jim Carrey muchos que hasta el momento no conocían a Andy se interesaron por él, y esto es realmente un punto muy positivo. Gracias a una interpretación cruda y sin florituras nuestro amigo Jim logró que por un segundo dejáramos de ver en su cara al tipo que había interpretado personajes tan variopintos como La máscara o Lloyd Christmas y por un momento nos creyéramos aquella historia, que había ocurrido realmente.

Olvídate de mi

Después de un tiempo bastante out, haciendo películas mediocres apareció la gran oportunidad que permitiría a Jim Carrey volver al ruedo por la puerta grande. Hablamos de Olvidate de mi, una película que personalmente está en mi Top 5 gracias a la conjunción de un cast perfectamente elegido, un guión insuperable y la mano de un genio de la estética como es Michel Gondry.

En Olvídate de mi Jim volvió a demostrar, para los que aún no lo creían, que no era simplemente un tío que pone caras y que cuando le apetece es capaz de dejarse la piel. Todos lloramos de la mano de Joel Barish mientras todo su mundo se derrumbaba, mientras todo lo que ama se desvanecía.

Quizás su mejor interpretación o quizás no, esto va a gusto, pero sin duda una demostración de lo sobresaliente que es este hombre cuando le da la gana y cuando delante tiene una historia realmente buena.

Menciones especiales

Pese a haber seleccionado solo cinco interpretaciones no podíamos dejar atrás algunas menciones especiales, como son Dos tontos muy tontos, película que recuerdo con mucha ternura y que quizás si volviera a ver me desilusionaría, The Majestic, una obra más que superior a lo que se hace hoy día en Hollywood gracias a la mano de Frank Daranbot o Ace Ventura, otro personaje que muchos amantes de la comedia tenemos grabado a fuego en nuestro cerebro.

La conclusión que saco de todo esto es que, pese a que muchos se empeñen en tirar por tierra las aptitudes de Jim Carrey para el cine creo que están bastante equivocados. Bien es cierto que tiene algunos puntos negros en su carrera, pero sería injusto no valorar como se merece el trabajo de un hombre que ha hecho historia como uno de los cómicos que más dinero ha generado.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

  • La de _Olvídate de mí_ es muy buena, y eso que a mí en general no me gusta Jim Carrey. He visto _La Máscara_ y _Un loco a domicilio_ también, pero soy de las que lo ven como “el de las caras” en general. Supongo que es eso, que no ha hecho buena elección de papeles.

  • Citosino

    Estoy de acuerdo con casi todo, y con Jim Carrey me pasó alguna vez que esperaba película de carantoñas y luego me llevé una gran sorpresa.
    Creo que de las cinco, hay cuatro que no sabría decir cual me gusta más, pero no me gustó un loco a domicilio, pondría antes dos tontos muy tontos en el top 5, pero como decís quizás sea porque esperaba algo diametralmente opuesto

  • Paloma Cárdenas

    Muy buena idea estos posts! muy interesante.

    Personalmente creo que a este actor el público lo ha encasillado con el de un actor que solo sabe poner caras y, lamentablemente para ellos que se lo pierden, no es así para nada.

    saludos

  • Fi

    AMO a Jim Carrey, me parece que todo lo que hace lo hace bien.

  • Pingback: Cinco inolvidables interpretaciones de Jim Carrey()

  • lapicero

    Buen análisis, excepto en lo de “cable guy”, es un delito que pongas una de las peores películas de la historia en la lista y pases de puntillas por una buena película como “the Majestic”

    • alexliam

      Técnicamente esta no es una selección de las mejores, solo las inolvidables 😉

  • A mi me encantó en Olvídate de mi y el Show de Truman. Dos películas que todo buen cinéfilo debe ver y deleitarse, no sólo por Carrey, sino por todo en general.

  • Pingback: Cine en serio()

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies