Caballo ganador, reyes del mundo por un día

 

El mundo de la equitación y de las carreras de caballos no ha sido un tema que haya triunfado en la historia del cine. Casi siempre se ha pasado de puntillas o ha quedado relegado a un papel secundario. ¡Qué lejos queda Un día en las carreras de los Caballo ganador es un británico que está centrado en la vida del caballo Dream Alliance y de sus entrenadores o dueños basándose en una historia real que cuenta un milagro. Una idea absurda que se convirtió en genial con el paso del tiempo. El sueño de una camarera, Janet Vokes y su marido asociándose con un asesor fiscal, Howard Davies, buscando codearse con la flor y nata de la aristocracia británica. Las diez libras que invirtieron al mes los accionistas del Sindicato, creado y bautizado en un pueblo minero galés, se multiplicaron tiempo después cuando Dream Alliance comenzó a ganar carreras, la más importante la Welsh Grand National en el 2009. Por el camino se quedaron fracasos sonados, accidentes casi mortales y un duro entrenamiento con Philip Hobbs que al final obtuvo excelentes resultados.

Caballo ganador

La directora Louise Osmond, utiliza todos los medios a su alcance para abordar la historia de la mejor manera posible. Se apoya en videos de carreras en hipódromos, imágenes y videos de archivo, como la huelga minera de los ochenta y entrevistas, pinturas y fotografías para ilustrar su narración, mucho más televisiva que cinematográfica.

La gestación con la compra de la yegua Rewbell y el semen del pura sangre, el nacimiento del potro en el 2001, el crecimiento, con una dura y exigente preparación y primeras decepciones y crisis o la madurez, con los mejores triunfos representados en la conocida carrera son todas fases de un plan perfecto que puso en contacto a la clase obrera y humilde con aquellos que creían estar en un nivel superior. Por un día fueron reyes y reinas en un club exclusivo que siempre les había ninguneado, fueron socios y además ganadores, algo que siempre recordarían y que podrían contar a sus nietos.

Caballo ganador

Las bellas imágenes del protagonista y de sus hermanos equinos, corriendo libremente por el prado o domados en las carreras por pequeños y menudos jockeys, los de Dream Alliance se llamaban Richard Johnson o Tom O´brian, al son de la música clásica o baladas intentan potenciar la belleza que ya de por sí tienen los caballos, animales de una majestuosidad y elegancia incontestable. Resulta difícil imaginarse como una mujer pudo cambiar la cría y entrenamiento de galgos y palomas por la de un caballo de carreras pero así fue y así nos lo ha contado Osmond a través de las palabras de aquellos que lo vivieron y lo hicieron posible o de una voz narradora masculina. Blackwood, con sus gentes, tiendas y establecimientos, es un personaje vivo que no puede faltar. De él surgió la idea y a él llegaron finalmente los beneficios que lo convirtieron en un pueblo famoso en Gales.

Caballo ganador

Dream Alliance y su historia lo pusieron en el mapa y convirtieron a sus habitantes en todo un ejemplo de superación ¿Por qué un trabajador de la clase obrera no puede hacer realidad sus sueños? ¿Por qué no puede convertirse en lo que desea aun peleándolo con ahínco? Caballo ganador da la respuesta y sonríe al contestar. En el Festival de , donde se estrenó, el público en el 2015 se lo agradeció con un premio muy merecido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies