Atrapa la bandera, de excursión a la luna

 

¡Hay que reconocerlo! El cine de animación español ha mejorado mucho llegando a cotas nunca imaginadas. En la actualidad aterrizan en nuestros cines no solo ejemplos norteamericanos o los anuales productos de procedencia japonesa del estudio Ghibli quien tenía a Hayao Miyazaki como máximo exponente. Europa también tiene algo que decir y por supuesto España que ha subido como la espuma en estos últimos años. Planet 51 fue el comienzo y Las aventuras de Tadeo Jones el segundo escalón de esta escalada a la fama. Enrique Gato, director de la segunda de ellas, se fija en la primera y adopta el tema espacial para su segundo film. Esta vez no nos encontramos con alienígenas pero si con robots y naves espaciales en cantidades industriales que pondrán en más de un aprieto a los verdaderos protagonistas de Atrapa la bandera, una curiosa pandilla de amigos que nos recuerdan a los adolescentes de Los Bicivoladores pero sin tanto acné juvenil pues estos son ¡unos niños! Pese a que tenemos ante nosotros un film español toda la historia se traslada a Estados Unidos porque esto hace más creíble lo que veremos a continuación. A través de los ojos de un niño y su historia familiar se desmontará la leyenda urbana de que en verdad fue un montaje la llegada a la Luna del Apolo XI. Un magnate y gran empresario americano ávido de poder intentará llegar al satélite para quitar la bandera y autoproclamarse primer visitante lunar. En realidad sus intenciones son otras pero eso es algo que se descubrirá más adelante.

Atrapa la bandera

Ese será el comienzo de la aventura. Será entonces cuando la acción, a raudales, domine todo el metraje haciendo que no podamos estar quietos en nuestra butaca ni un solo momento. Valores como la amistad, el amor y la familia se ponen sobre la mesa triunfando en buena lid sobre otros muy negativos que tienen al villano de turno como ejemplo. El director no solo realiza una película para entretener sino que pretende enseñar a los más jóvenes una lección sobre lo que verdaderamente importa en la vida. Algo que se ha olvidado en el mundo cinematográfico en los últimos tiempos favoreciendo sobretodo el espectáculo y el valor lúdico que lo controla absolutamente todo.

Una música moderna y pegadiza acompaña a nuestros viajeros espaciales en su loca excursión a la Luna que hará las delicias de los más pequeños y de los que no lo son tanto al igual que los momentos cómicos que tendrán a un camaleón mudo de nombre Igor como su protagonista principal. Disney suele incorporar a sus largos animales y España imita esto cada vez que puede como en esta ocasión. En Las aventuras de Tadeo Jones fue Belzoni, un loro que hablaba a través de los carteles que mostraba, ahora le toca el turno a este gracioso lagartito, propiedad del friki Marty, que nos hará reír con sus muecas y espavientos o como blanco de los más inesperados infortunios.

Atrapa la bandera

Vaticino un buen resultado en taquilla para Atrapa la bandera ya que se deja ver tanto por pequeños como por mayores entreteniendo y enseñando a partes iguales nada que ver con otras propuestas del verano como Del revés (Inside/Out), un film bastante más complicado en su argumento. Parece que técnicamente no estamos a años luz del coloso americano ¡ya queda menos para alcanzarlo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies