Atlántida Film Fest: Todo parecía perfecto, la historia de un sueño

 

Todo parecía perfecto supone el apabullante debut en el largometraje de Alejo Levis. Apabullante porque su película despliega un torrente de inventiva narrativa y visual a la que el cine español no nos tiene acostumbrados. Todo ello con una más que visible falta de medios que es compensada con un gran talento por parte de todos los implicados delante y detrás de la cámara.

En Todo parecía perfecto seguimos la historia de un chico que recrea un sueño donde conocía a la chica perfecta. Esta chica de sus sueños caerá rendida a sus encantos pero sufrirá el deseo continuo de que toda la relación se desarrolle a la perfección. Levis narra esta historia a base de pinceladas que consiguen crear una continua atmósfera de ensoñación que nos envuelve mágicamente. A esto ayuda la muy cuidada fotografía y diseño de sonido que vislumbran a un creador más que pendiente de los aspectos técnicos.

Todo parecía perfecto

Nada sería posible en Todo parecía perfecto sin la excelente labor de sus actores Jordi Rico y Andrea Trepat que aportan con sus interpretaciones un tono mágico y surreal que siempre se encuentra al borde del ridículo. Quizás este sea el gran logro de Todo parecía perfecto: mantenerse siempre en el filo de la navaja, dar surrealistas saltos mortales y caer siempre de pie. En cierto modo, Levis se apropia del estilo Gondry de Olvídate de mi (como bien señala su ficha en filmin) pero no cae en el irritante terreno de la autoparodia de La espuma de los días.

El amor, el paso del tiempo, las expectativas, la memoria… Estos son muchos de los temas sobre los que Todo parecía perfecto lanza su mirada inocente y naif en ciertos momentos, pero siempre acertada. Todo un magnífico ejemplo de que otro cine español es posible, solo falta que el público se acerque a él.

ATLANTIDA-FILM-FEST

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era “una del espacio”. Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

No hay respuestas

  1. 27 junio, 2015

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Todo parecía perfecto supone el apabullante debut en el largometraje de Alejo Levis. Apabullante porque su película despliega un torrente de inventiva narrativa y visual a la que el cine español no nos tiene acostumbrados….

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies