Festival de Málaga: 10.000 km

 

Festival de Málaga
El de Málaga siempre ha servido de plataforma a propuestas noveles e independientes que tienen su primera, y quizás única, oportunidad de darse a conocer entre el público. Es el caso de 10.000 km primera película del experimentado cortometrajista Carlos Marques-Marcet que nos ha traído la mejor cinta de los tres días que llevamos de festival.

10.000 km es la historia de una pareja que debe convivir con la distancia que separa a Los Angeles de Barcelona. Veremos cómo reciben la noticia y cómo su relación evoluciona durante el año que deben estar separados. Carlos Marques-Marcet se sirve de las conversaciones vía internet de la pareja para narrar con mucha originalidad este relato que sirve como pieza generacional y radiografía de pareja.

Uno de los puntos fuertes de 10.000 km su eficaz compromiso con el presente: consigue hablar de nuestro tiempo y no sólo por la continua presencia de internet en la trama. Al expresar los personajes sus anhelos, expectativas y objetivos nos está capturando unos modos de ser y pensar propios de nuestra época. La continua y aparente comunicación, que acaba siendo todo lo contrario, las razones egoístas e incluso la evolución de los roles de género son temas que 10.000 km aborda con el suficiente tacto para que nos hagan pensar sin soltarnos a la cara grandes soflamas.

10.000 km

Una película como 10.000 km no podría haber salido bien si alguno de sus dos únicos actores hubiese fallado, y en ese sentido podemos hablar claramente de un triunfo absoluto. Tanto Natalia Tena como David Verdaguer consiguen inundar de vida a Alex y Sergi, con sus contradicciones y errores, fruto de un encomiable y milimétrico guión de Carlos Marques-Marcet y Clara Roquet. La película no toma partido en ningún momento por ninguno de los dos resaltando la complejidad de las decisiones tomadas por sus personajes.

10.000 km es buen cine más allá de la nacionalidad del festival que nos ocupa y sería una tremenda injusticia que no apareciese en algún lugar del palmarés al final de la semana.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era “una del espacio”. Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

No hay respuestas

  1. 24 marzo, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: El Festival de Málaga siempre ha servido de plataforma a propuestas noveles e independientes que tienen su primera, y quizás única, oportunidad de darse a conocer entre el público. Es el caso de 10.000 km primera películ…

  2. 27 marzo, 2014

    […] Todo muy doloroso tras haber visto otro retrato de jóvenes de la misma generación como 10.000 km que parecen vivir en un universo paralelo al planteado en esta película. En definitiva, Por un […]

  3. 29 marzo, 2014

    […] Biznaga de oro Mejor película: 10.000 km. […]

  4. 27 abril, 2015

    […] como Hermosa juventud o Los fenómenos han tratado el tema frontalmente, mientras otras como 10.000 km. o La vida inesperada lo han tratado de forma tangencial. Techo y comida, debut de Juan Miguel del […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies