El poder del perro

El poder del perro, una serpiente envenenada

Lo nuevo de es una bellísima serpiente a la que te han jurado que le han quitado el veneno: es tan bonita y tan inocente que no te das cuenta de que te ha mordido hasta que es demasiado tarde. El poder del perro es un que juega no solo con el paradigma del género, sino que lo hace profundamente moderno. La directora ha estado doce años apartada del cine y esta película, definitivamente, necesitaba su mano. La película, ojo, requiere paciencia (aunque la recompensa con creces): en sus primeras escenas puedes adivinar sus movimientos al empezar a arañar la superficie de los vaqueros protagonizados por los portentosos Benedict Cumberbatch y Jesse Plemons. Pero no todo es lo que parece, la maldad engendra maldad y los vaqueros rudos que mascan tabaco y maltratan a todo el mundo parecen mandar en su mundo, pero ni siquiera pueden mandar en su interior. 

El poder del perro

El poder del perro es revolucionaria: utilizando los códigos de películas que ya hemos visto cuenta algo totalmente diferente, obliga a que el espectador no aproveche los momentos más lentos para mirar el móvil y exige atención continua. Lo que pasa, pasa, y solo hay que estar atento para completar todas las piezas del rompecabezas. Puede que alguno de los personajes (especialmente la pareja de Plemons y Kirsten Dunst) parezca un poco simple, pero solo lo es en comparación con la portentosa personalidad de los otros dos protagonistas

En El Poder del perro no hay un solo personaje que no esté absolutamente roto en mil pedazos, aunque intente hacer el bien: la bondad no existe en el oeste, y tu piedad solo trae tristeza y desolación. Al final, quien menos te lo esperas puede ser tu compañero de armas, tu amigo, o quizá algo que nunca esperaste. Es difícil hablar de ella sin caer en el spoiler, pero ignorad los cantos de “Es muy lenta” o “Es un plagio de esta otra película”: es un film poderoso y único, que va a hacer saltar muchas alarmas de gente que quizá necesita analizarlo más a fondo. 

El poder del perro (Jane Campion, 2021) ⭐️⭐️⭐️⭐️

El poder del perro

Deja un comentario

You May Also Like

Fue la mano de Dios, la belleza de una bofetada

En ocasiones la magia del cine está en conseguir que una historia intimista y, por qué no, mundana, resulte fascinante. Puede que Fue la Mano de Dios no encaje al…
Ver entrada

Americana Film Fest: «17 Blocks», sobreviviendo el tiempo

17 Blocks es uno de los estudios sociológicos sobre los barrios afroamericanos marginales más profundos que se han rodado hasta la fecha. Cuando hablamos de estos temas se nos viene…
Ver entrada

Festival de Málaga: Dos más dos

Es difícil saber a qué se enfrenta uno cuando está por ver Dos más dos, puesto que aunque en su planteamiento y en sus primeros minutos parece que estemos por…
Ver entrada