Wilson, Woody Harrelson dándolo todo

 

¿Existe acaso algo más gratificante en esta vida que ver a dándolo todo en una película? Pues probablemente sí, pero la gente sin vida tiene que conformarse con lo que tiene. Y vamos a asumir que si estáis leyendo esto es que al menos compartimos una pasión, así que no me miréis así. En Wilson, cinta basada en la novela gráfica homónima de Daniel Clowes, nos encontraremos con la que seguramente sea una de las mejores interpretaciones de la carrera del actor. Harrelson se lo pasa de vicio recreándose con un personaje que resulta casi tan odioso como patéticamente entrañable y con el que empatizar cuesta menos de lo que podría parecer. ¿Es suficiente un actor en estado de gracia para levantar una película? Pues probablemente no, pero en este caso el guión acompaña. En su mayor parte.

Wilson

Escrita por el propio Daniel Clowes y dirigida (sin muchos alardes) por , Wilson sigue a pies juntillas el argumento de la novela en la que se basa, ofreciéndonos una versión sólo levemente más edulcorada de la historia de su versión en papel. Al igual que en ésta, por momentos parece que estemos ante una serie de sketches en pos del lucimiento de su estrella principal, pero poco a poco va trazándose un hilo argumental plagado de tragicomedia pocha.

Para que sepáis el tipo de cine del que estamos hablando aquí, se podría decir que Wilson sigue la estela de películas como Napoleon Dynamite o Ghost World (también de Clowes), pero sin llegar a ser en ningún momento tan memorable como éstas. Dudo que alcance siquiera el estatus de cinta de culto en un futuro, pero los que disfrutamos de este humor alegremente rarito (y misántropo), encontraremos aquí buen material con el que gozar como gorrinos durante hora y media.

Wilson

Podríamos quejarnos de que Wilson se queda a medio camino, de que la propuesta podría haber dado más de sí, de que no logra captar del todo el tono de obra original o de que por muy agradecida que sea la presencia de Laura Dern, o en realidad el resto de reparto al completo, cualquier personaje que no sea el propio Wilson no tiene demasiada gracia o interés. Pero lo que también podríamos hacer es dejar de ser tan tiquismiquis en la vida.

Wilson es honesta, rara, divertida, tiene un actor principal petándolo muy seriamente en cada escena que protagoniza y está rodeada de un encantador halo de pochez que consigue elevar la calidad del conjunto final. No inventa la rueda, pero mejor que Escuadrón Suicida sí que es.

JUANKIBLOG

Bromeas, ¿verdad? ¡Me vacilas! ¿O no ves lo que acabas de hacer? Te mueves tú, con un aire de blues. ¡Míster, tienes ritmo y poder!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies