The Propaganda Game, una imagen vale más que mil palabras

 

Cada día proliferan en mayor número los documentales que brillan por tener una gran calidad no tanto en el nivel técnico sino en la temática que abordan como es el caso que nos ocupa. La presencia de The Propaganda Game en el Festival de no pasó desapercibida recibiendo alabanzas sobre todo por las dificultades a las que se enfrentaba su creador. El director y productor español Álvaro Longoria se atreve a visitar uno de los países más misteriosos del mundo buscando hallar la verdad entre todas las mentiras que se han vertido desde allí y también desde el resto de naciones con intereses en el mismo.

The Propaganda Game

Los norcoreanos nos abren sus puertas para enseñarnos lo que ofrecen y lo que desean que los demás vean para que las ideas y pensamientos sobre ellos cambien. Todo parece preparado, todo parece un decorado montado y dispuesto para convencernos de lo bonito que es su país. Pero no es oro todo lo que reluce. La supuesta fachada mostrada a veces se despega por los lados, las esquinas no son tan regulares y la planta de ese edificio llamado Corea del Norte amenaza con desquebrajarse. El comunismo que tiene el poder allí se basa en una sistema filosófico e ideológico de difícil comprensión llamado Juche, según algunos una desviación de leninismo ruso, que tiene al hombre como centro del universo y único responsable de su destino siendo seguidores de él la del que gobierna en estos momentos el hijo del Generalísimo Kim Jong-II es decir su hijo Kim Jong-Un que ha ocupado su sitio una vez que su padre falleció.

Durante todo el rodaje del el español Alejandro Cao de Benós, el único extranjero que trabaja para el gobierno comunista, ha servido de intérprete y de traductor entre el director y las diferentes personas que han encontrado por el camino aportando estos con sus testimonios verosimilitud al discurso en ocasiones con voz en off del propio Álvaro. Este hombre se ha dejado seducir por los cantos de sirena venidos de allí y viaja por el mundo como embajador explicando un modelo que para él es el ideal. Según sus declaraciones todos los ciudadanos forman un conjunto unido, una masa con un bien común, a veces recuerda a una gran colmena que adoran y quieren a su líder ¿abeja reina? porque es quien les protege y les defiende del peligro exterior, en este caso el enemigo tiene nombre y apellidos y su presidente es Barack Obama en la actualidad, firme defensor del capitalismo.

The Propaganda Game

Por ello este régimen en ocasiones demasiado parecido al feudalismo debe prepararse para una guerra que acecha por todas partes militarizando a todos los ciudadanos que pueda y aprovisionándose de las mejores armas entre ellas las nucleares.

Para todos los ciudadanos, muchos de ellos militares que tendrán en el futuro retiros pagados, nada puede intoxicar esta paz armada, ningún extranjero puede enturbiar sus modélicas vidas y si alguno se atreviera a hacerlo las consecuencias podrían ser terribles. Se ha dicho que el maltrato y la tortura junto a las ejecuciones son el pan nuestro de cada día en Corea del Norte pero solo contamos con las palabras a veces llenas de rencor de los que han desertado. La violación de derechos humanos debe ser investigada y erradicada y en ello está centrada Amnistía Internacional que tiene puestos sus dos ojos allí.

The Propaganda Game

Si hacemos caso a la historia política del país en el último siglo nos daremos cuenta que es lógico que vivan en esa burbuja atentos a cualquier amenaza pues ocupan un lugar estratégico en el mapa de Oriente siendo codiciado por muchos. Sus alianzas son fruto de la conveniencia y su aparente tranquilidad se debe a los intereses políticos creados a su alrededor pero esta calma puede finalizar en cualquier momento.

Mientras tanto sus habitantes carecen de internet, tienen prohibidos ver programas extranjeros y viven en una ceguera parcial con algunos momentos dominados por la propaganda bombardeada desde todos los lugares y centrada en la figura de su Líder, un padre adoptivo para todos ellos.

The_Propaganda_Game-4

Si nos quedamos con la versión que el resto de naciones tiene de Corea del Norte incluidos sus hermanos de frontera sus habitantes están siendo manipulados como marionetas desde la más tierna edad, véase a los niños cantando y recitando alabanzas a su Generalísimo, por cierto un nombre que recuerda a nuestro Francisco si por el contrario les hacemos caso a ellos en ningún momento están siendo manejados, no tienen que cortarse el cabello como el joven Kim Jong-Un, tienen libertad de religión, vestir de la manera que deseen y opinar libremente de todo aquello que consideren.

El director jamás pudo estar solo y grabar lo que quiso, Pyongyang es bonito pero nos preguntamos ¿y los pueblos pequeños como son? También vio algunas pruebas sospechosas de que le ocultaban algo y mucho muchísimo escaparate artificial. Cada cual que piense lo que quiera. Yo saqué mis propias conclusiones.

The Propaganda Game

2 Respuestas

  1. 29 octubre, 2015

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:  Cada día proliferan en mayor número los documentales que brillan por tener una gran calidad no tanto en el nivel técnico sino en la temática que abordan como es el caso que nos ocupa. La presencia de The Propaganda Gam…

  2. 30 octubre, 2015

    […] The Propaganda Game, una imagen vale más que mil palabras […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies