Youth-La_juventud-Sorrentino
 

Tras el contundente éxito de la aclamada La gran belleza, Paolo Sorrentino vuelve a la carga con un film protagonizado por dos de los mejores actores de la historia del cine: Michael Caine y Harvey Keitel. La juventud es un film que ha divido mucho a la crítica; están los que opinan que vive a la sombra de La gran belleza y aquellos que creen que trata temas mucho más profundos. Lo que es indiscutible es que Paolo Sorrentino es uno de los pocos directores contemporáneos creadores de una autoría particular y reconocible. El esfuerzo por una puesta en escena exuberante y lujosa sin renunciar a la belleza o la selección de canciones de múltiples géneros diferentes que acompañan la película son algunos de los rasgos más característicos del cine de Sorrentino.
Youth-La_juventud-Sorrentino
La juventud se desarrolla en un lujoso hotel suizo en el que pasan las vacaciones un compositor retirado (Michael Caine) y un veterano director que está escribiendo la última película de su carrera (Harvey Keitel). Ambos son amigos desde hace años y utilizan sus vacaciones para reflexionar sobre varios temas relacionados con el recuerdo del pasado, el futuro impredecible y las incógnitas del presente. La gran virtud de La juventud reside en su capacidad de tratar una gran variedad de temas, valores, conflictos y sentimientos de forma episódica sin transmitir la sensación de ser desestructurada y poco conexionada.

La juventud, pese a tener un gran contenido dramático, es una oda a la vida, a la juventud que transmiten sus dos protagonistas pese los años que llevan encima. Y el característico acompañamiento estético y formal del film atrae al espectador desde el primer minuto al último.

3 thoughts on “Sitges 2015: La juventud, oda a la vida”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Comments are closed.