Pelé, el nacimiento de la leyenda, uno de los grandes

 

Sin duda el rey del merecía algo así. Edson Arantes do Nascimento no fue un futbolista más sino un referente en los años sesenta y un mito convertido en leyenda que para muchos es el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos. Jeff Zimbalist y Michael Zimbalist ruedan con Pelé, el nacimiento de la leyenda un sobre su vida pero centrándose en sus comienzos en los suburbios de su ciudad, cuando con sus amigos jugaba descalzo en las calles, sus primeros entrenamientos en el Santos F.C. y su inclusión en el equipo nacional que jugó en el Mundial de Suecia de 1958.

Pelé, el nacimiento de la leyenda

La primera parte de Pelé, el nacimiento de la leyenda nos presenta a un niño soñador y con alma de deportista que tiene en el balón su mejor amigo ¿Esto no os recuerda a cierto jugador de serie animada nipona? Su obsesión es hacer felices a sus padres y hacer ganadora a su selección y país en próximos mundiales. El Maracanazo de 1950 había sido un palo muy grande para los aficionados brasileiros que deseaban más que nada en este mundo ser campeones. Junto a su padre, un jugador retirado por lesión, comienza a entrenarse en serio mientras trabaja aun siendo un niño, sirviendo con su madre en casas de ricachones. Es tiempo de conocimiento del ginga, un estilo de juego espectacular y divertido donde priman los regates y las acrobacias, muy alejado de los constreñidos y serios sistemas europeos.

La segunda parte de Pelé, el nacimiento de la leyenda, menos dramática y más deportiva nos sitúa al astro carioca en el equipo del Santos tras ser descubierto por un cazatalentos de nombre Waldemar de Brito que lo vio disputar un partido local. Sus primeros entrenos y primeras decepciones a punto estuvieron de hacerle hincar la rodilla pero finalmente superó sus miedos e inseguridades convirtiéndose en un proyecto de futbolista total y un futuro líder.

La última parte lo pone en el centro de las miradas de todo este mundillo, periodismo deportivo incluido, cuando es convocado, con diecisiete años, para acudir al próximo mundial en Europa.

Pelé, el nacimiento de la leyenda

Tras su debut y primer gol contra Gales los partidos se suceden hasta llegar a las míticas semifinales con Francia y su héroe Kopa y Just Fontaine. Allí se desata todo el jogo bonito de la canarinha y Péle, interpretado por Kevin de Paula, ejerce de joven capitán para abanderar la ofensiva amarilla que arrasa como un huracán a la poderosa selección europea. Su hat-trick sirve para derrotar por 5-2 a los crecidos y confiados jugadores galos. La final disputada en Solna contra la selección anfitriona acabó con el mismo tanteo y de la misma manera demostrándose así que acababa de nacer una estrella que fue vista y conocida por millones de espectadores por televisión.

A todos aquellos que no les guste el futbol seguramente acabarán saturados en algunas ocasiones por la cantidad de imágenes y escenas dedicadas a este pero a los que sí que nos apasiona disfrutaremos con magníficas jugadas filmadas al detalle y a cámara lenta a ras de césped que poco tienen que envidiar a las actuales retransmisiones. Esta vez no veremos volar por los aires, realizando chilenas impresionantes, al real Pelé de Evasión o Victoria pero nos conformamos con su doble más jovencito. Una carrera que comenzaba a despegar y que no tendría techo después.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies