Los Tres Reyes Malos, un angel is coming to town

 

Ya está aquí, ya llegó. Todavía no ha caído ninguna nevada ni han puesto las luces navideñas pero en la cartelera aterriza Los Tres Reyes Malos la primera de las películas con esta temática dando el pistoletazo de salida a unas fiestas que como cada año se esperan cargadas de estrenos de cine.

Los Tres Reyes Malos

Cuando oí que en esta película participaban Seth Rogen y Joseph Gordon-Levitt ya imaginé muchas de las cosas que vi después. Se confirmaron todas mis sospechas cuando la palabra droga salió en una conversación así como cuando el sexo, alcohol y los chistes escatológicos tomaron el poder en este film que solo pretende ser un mero entretenimiento para los jóvenes y no tan jóvenes que se atrevan a ir a alguna de las salas donde lo proyecten.

Tomando una tradición entre amigos como mandamiento y a la vez como excusa los tres inseparables compañeros de juerga pretenden disfrutar esa noche de la mayor de las fiestas que se celebra en su ciudad. No saben que es Navidad y en esa fecha puede pasar de todo con lo que las aventuras están aseguradas. Mister Scrooge se multiplica por tres pero esta vez no es visitado por tres espíritus sino que ellos mismos son unos auténticos fantasmas. Tres hombres que aconsejados por un extraño camello drogadicto verán las cosas muy diferentes tras tener visiones de su pasado, presente y futuro.

Los Tres Reyes Malos

Todos los tópicos que podamos imaginar están presentes aunque ridiculizados empezando por unos Santa Claus borrachos, un trineo nada mágico, unos desconocidos en nada benévolos, una misa del gallo muy “judía” y una fiesta donde lo que menos hay son milagros.

Los guiños a películas del pasado están presentes con escenas tan míticas como la canción tocada a dúo en el gigantesco piano de la juguetería de la Quinta Avenida de que ya vimos en Big, el rap a tres bandas con claro homenaje a Tres hombres y un bebe y su secuela o algún tema musical como Christmas de Darlene Love  que recuerda a la magnífica Gremlins.

A todo se le da la vuelta, se busca lo peor de cada casa. El egoísmo vence a la amistad, el trabajo a la , el sexo al amor romántico. Por suerte un ángel vaga por la ciudad esa noche y todo puede cambiar. Yo creo que hemos retrocedido en el tiempo hasta 1946 y estamos viendo ¡Qué bello es vivir!

Los Tres Reyes Malos

No pueden faltar los cameos en una producción como ésta, sobresaliendo una nada virginal Miley Cyrus en un papel que le va como anillo al dedo interpretándose a sí misma con todas sus virtudes y sus defectos, el cantante Kanye West y un James Franco que aporta mayor comicidad a una pequeña equivocación con dos teléfonos móviles.

En realidad Los Tres Reyes Malos es otra más de la larga lista de bromances que exporta al resto del planeta en donde la gamberra se mezcla con mensajes algo más serios que buscan concienciar al público sobre el valor de la amistad, la madurez y los buenos sentimientos. Una apuesta de futuro que comenzó con y que ahora continúan Seth Rogen y compañía.

Esta vez los Ocean´s eleven son cuatro incluyendo al director Jonathan Levine y se han juntado no para cometer un robo sino escribir un guion acorde con sus principios de vida. Me los imagino en un cuarto sin ventanas fumando sin parar y comentando todo tipo de videos cachondos vistos últimamente en Youtube. Estaba claro que algo como Los Tres Reyes Malos iba a salir de esa reunión. No me ha extrañado nada ni por supuesto me ha escandalizado ninguna escena. ¡En el 2015 ya lo hemos visto casi todo!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies