. . .

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte 2, sobresaliente punto y final

 

Creo que antes de hablar de la película que nos ocupa debo poneros en antecedentes de mi proceso como seguidor de la saga de Harry Potter. En primer lugar, no he leído una sola línea de los libros con lo que el tema fidelidad me da un poco igual. Vi la primera película, La piedra filosofal, en el cine y debo reconocer que la disfruté bastante. La segunda, La cámara secreta, la alquilé en DVD y me pareció un poco más de lo mismo, una repetición de esquemas de la primera. La tercera, El prisionero de Azkaban, la vi en el cine y me gustó bastante el toque Cuarón. La cuarta, El cáliz de fuego, me la bajé de internet y la tengo completamente olvidada. La quinta, La Orden del Fénix, la vi estas navidades cuando la pusieron en la tele y no me enteré de nada, todo pasa porque si. Aquí viene lo bueno, la sexta, El misterio del Príncipe, directamente no la he visto. Me he visto los trailers y me he leído la entrada que de la wikipedia donde te cuentan la película entera. Ayer, en una sesión doble organizada por los Cines Yelmo, vi la séptima, Las Reliquias de la Muerte. Parte 1 y me dio la impresión de que era una película totalmente innecesaria, sobre todo dadas sus casi dos horas y media de duración. Con este bagaje me dispuse a enfrentarme al final de la saga Harry Potter.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte 2ª parte

Viendo Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte 2 me queda una cosa clara: esta es una película para los seguidores de la saga. Obviamente si has llegado hasta aquí es porque te interesa el tema Potter y, más o menos, sabes de que va la cosa. Pero voy a intentar hacer un ejercicio de abstracción y valorar la película en si misma. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte 2 es una de las películas más entretenidas, espectaculares y bonitas que podrás ver a día de hoy en la cartelera. Tiene todo lo que se le puede pedir a una buena película de aventuras: acción, fantasía, épica, humor y ritmo, sobre todo ritmo. La película está planteada como un constante climax y lo sorprendente es que funciona. Por eso comentaba antes lo innecesaria que me parecen las casi dos horas y media de la Parte 1 cuando esta Parte 2 dura poco más de dos horas. Lo cinematográficamente lógico hubiese sido hacer una película de tres horas, pero claro aquí lo que prima es hacer a la gente pasar por taquilla.

En Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte 2 todo está en su sitio. Soberbios actores británicos de probado prestigio (¿sabíais que no hay un sólo actor norteamericano en toda la saga?), un muy sólido guión de Steve Kloves y los mejores profesionales que se pueden contratar (Alexandre Desplat en la música, Eduardo Serra en la fotografía, Stuart Craig en el diseño de producción). La verdad es que no se me ocurre ningún pero que ponerle y es que probablemente estemos ante una de las mejores películas en lo que va de año. El reto de hacer una película de este tipo en la que todo va hacia arriba en todo momento está conseguido de forma sobresaliente. Así que está claro, si eres seguidor puedes tener una experiencia orgasmática. Si no eres fan, intenta ponerte al día que disfrutarás de un gran espectáculo. Eso si, ahorraos la versión en 3D que es de las cosas más chungas que existe desde que se volvió a poner de moda lo de las gafas.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte 2ª parte

Por último, mencionar que al ser un pase especial un día antes del estreno oficial la mayoría del público de la sala eran fans de la saga. Escuchar las risas, silencios llorosos y aplausos en ciertos momentos claves es de esas experiencias que sólo se pueden vivir en una sala de cine abarrotada. Nunca habrá tele de 50 pulgadas, equipo de sonido Surround, ni BluRay en el salón de tu casa que iguale eso.

A %d blogueros les gusta esto: