Festival de Málaga: Todas las mujeres

 

La carrera de Mariano Barroso lleva dando tumbos desde mediados de los 90 cuando irrumpió con las estupendas Mi hermano del alma y Éxtasis. Su posterior filmografía ha sufrido los altibajos propios de un creador que no se ha adaptado a los designios del cine más adocenado del país. Ahora con  Todas las mujeres Barroso vuelve a la senda de la excelencia con

Todas las mujeres parte de una pequeña historia en la que un tipo hace un chanchullo con unas vacas para sacarse un dinero. Esta anécdota es un mero Mcguffin que hace avanzar la trama para que nos centremos realmente en lo que interesa: el personaje de Nacho, interpretado por , y su relación con diferentes mujeres.

Decir que Eduard Fernández es un actor inmenso no debe sorprender a nadie. Desde su primera aparición destacable en Los lobos de Washington, también de Barroso, a día de hoy ha demostrado que estamos ante el que probablemente sea el mejor actor español de la actualidad. Fernández consigue que despreciemos, sintamos pena y cojamos cariño a su Nacho. Sus pasos de registros dramáticos a cómicos, por lo patético, están efectuados con una facilidad asombrosa dotando a su personaje de una riqueza de matices que asusta. Ver en pantalla a Fernández hacer fácil lo que, cualquiera que sepa un poco de cine, sabe que es difícil es de un privilegio incomparable. Lo de este hombre es de superdotado.

Barroso, como buen director de actores que siempre ha sido, deja a su elenco femenino asistir boquiabierto al recital Fernández y todas se crecen de forma soberbia. , , , María Morales, y Lucía Quintana son todas las mujeres que interpretan los diferentes episodios cada una aportando un grano de arena al huracán Fernández.

Estamos ante la película del Festival de Málaga. Por la que será recordada esta edición. Por desgracia, Todas las mujeres no compite en Sección Oficial, no se llevará ningún premio y en los lejanos Goyas 2013 pasará desapercibida por no se qué temas industriales. Flaco favor a una de las mejores películas españolas vistas en mucho tiempo.

Todas las mujeres Barroso

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

  • Sonsoles

    Bueno, me asustas, ¿se estrenará?

    • Esperemos que algún día se estrene o la pongan “por ahí”.

  • Paloma

    muy de acuerdo. La verdad es que me gustó un montón y de no haber sido por tu recomendación ni me hubiera enterado de su existencia!

  • Pingback: Festival de Málaga: Conclusiones - Cine en serio()

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies