Embarazados, mandando un S.O.S. a la cigueña

 

Como ya ocurriera el pasado año por estas fechas, la cartelera española nos ofrece una patria con rostros jóvenes en sana competencia con producciones más serias que  tratan de ganarse no solo el favor del público sino también el mayor número de premios en la próxima gala de los Oscar. Sucedió en el 2015 con Las ovejas no pierden el tren o Perdiendo el Norte y ocurre lo mismo este 2016 con Embarazados, la última película de Juana Macías, el segundo trabajo de esta joven directora madrileña.

Embarazados

Embarazados resume todas las experiencias de las sufridas parejas españolas de hoy en día que toman la decisión de tener un hijo cueste lo que cueste incluido el método in vitro porque puede ser que los espermatozoides del varón, en este caso , sean según la película pocos, vagos y anormales. Este duro proceso está plagado de obstáculos que dan como resultado pequeños fracasos que van minando la moral de cada uno de los miembros de la pareja hasta límites insospechados. Cada uno de ellos lo afrontará a su manera no llegando a veces a una entente cordiale provocándose discusiones y enfados que acabarán desquebrajando la unidad de la misma.

No me cabe ninguna duda que Juana Macías ha visto o al menos ha oído hablar de films como Nueve meses o La loca aventura del matrimonio de . En cada uno de ellos la mujer ha decidido quedarse embarazada tomándose muy en serio todo lo que concierne a este futuro proyecto de familia mientras que por el contrario su novio asustado y abrumado por los cambios prefiere escuchar los consejos de sus amigos y tomárselo más en broma. En realidad le ilusiona muy poco la nueva paternidad ya que esta cree le cortará las alas. Será entonces cuando comience a alejarse de su mujer provocando una que ya se veía venir. Para ayudarles en todo y servirles de gurú la directora ha fichado a un médico gracioso que aporta con sus chistes su granito de arena a esta comedia. En esta ocasión es el gran el que hace de español.

Embarazados

Juana Macías ha decidido apostar por esta hábil película cómica para contarnos el costoso, duro y difícil proceso de la fecundación in vitro intentando quitarle dramatismo y hierro al asunto cosa que es de agradecer. Cada año son más las mujeres que se sirven de este método tras despertársele el instinto maternal. No les importa ser madres solteras si con ello son capaces de hacer realidad su sueño. Como siempre no pueden faltar los tópicos masculinos que hemos escuchado hasta la saciedad esta vez en forma de frases ingeniosas de Ernesto Sevilla, como no impregnadas de seguro machismo, o actitudes que informan y critican el posible egoísmo del hombre.

Para darle un toque moderno a un tema tan antiguo como este, se ha optado por rodear a los protagonistas y secundarios de lujo de toda una gama de elementos muy propios de este siglo XXI como el uso abusivo de los móviles, el mundo de los becarios en las jóvenes empresas, la adopción de animales abandonados, el viaje al extranjero en busca de un trabajo mejor o el mundo de las redes sociales y de las aplicaciones en internet con bombardeo de marcas publicitarias incluido.

embarazados

Hay que señalar que los actores secundarios se manejan mejor en estas películas que los principales a veces superándolos con creces. No es que Paco León y Alexandra Jiménez lo hagan mal pero es que en ocasiones el guion es más generoso con los demás. Siempre recordaremos el tic en forma de picor de  Alberto Amarilla o el ataque con leche materna a su jefa por parte de Ainhoa Aierbe. Aquí los protagonistas actúan mejor solos que acompañados destacando alguna escena musical como la que se marca Alina en la terraza de su casa o en el coche y ascensor antes de la posible reconciliación con su novio.

Con Embarazados la idea, según el testamento de su creadora, es pasar una hora y media entretenidos consiguiéndose superar la prueba sin problemas. Buscar algo mucho más profundo, eso ya es otra historia. El resultado es correcto, un aprobado justo sin grandes alardes.

  • Ana Fernández Fernández

    Hombre, entretener, entretiene bien poco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies