Cuando tienes 17 años, la edad de la inocencia

 

Se presenta ante nosotros Cuando tienes 17 años, la última producción de André Techiné, director francés que empezó su carrera a principios de los setenta. Un romántico nada convencional con un amor a tres bandas entre madre, hijo y amigo. Los tres lados de este triángulo amoroso son desiguales. La mujer, entristecida por la ausencia continua de su marido, un militar al que mandan de misiones lejos de su hogar, se apoya en un hijo que está en esa complicada edad en la que experimentar algo nuevo está de moda. Junto a ellos un extraño visitante en la casa que se gana el afecto de ambos y algo más. Thomas comienza a sentir mariposas en el estómago que no pueden volar porque él no deja que se muevan libremente. Algo le dice que expresar sus sentimientos puede afectarle negativamente y distraerlo de sus estudios. Damien por el contrario lo tiene muy claro y prueba sin miedo este nuevo amor que ha nacido entre ambos, una relación que al principio parece otra cosa y que muestra su verdadera cara a mitad de metraje.

Cuando tienes 17 años

Cuando tienes 17 años no es el hombre rico, hombre pobre que nos parece al comienzo. Joven con poco dinero envidia la vida de su compañero, listo y con una madre profesora que cuida de él y lo ayuda con sus estudios. Los dos jóvenes están despertando a la vida sexual a su manera, con miedos uno y con valentía el otro mientras Marianne, una Teresa de Calcuta moderna, gana puntos para subir al cielo ayudando a los dos chicos con sus dudas siempre apoyándolos en sus decisiones, siempre aceptando las duras pruebas de la vida exceptuando un terrible suceso que trastocará su en teoría perfecta existencia. Ahí negará la mayor y se rebelará ante su destino demostrando una fragilidad de la que no teníamos pruebas.
El clásico chico conoce a chica ya es cosa del pasado. Estamos en el siglo XXI y las relaciones de pareja han cambiado así como los preliminares sexuales o el tonteo previo entre jóvenes antes de un posible noviazgo. Hoy ya nadie se asusta o se escandaliza cuando ve a dos hombres o dos mujeres en actitud cariñosa junto a ellos. Thomas y Damien son dos de ellos ¡Ya es difícil ser un adolescente en los tiempos que corren! ¡No les pongamos más obstáculos!

Cuando tienes 17 años
André Techine siempre se ha mostrado curioso en conocer la problemática que rodea el mundo juvenil y plasmar sus inquietudes en los trabajos que ha presentado. Cuando tienes 17 años no es una excepción cediéndole casi todo el protagonismo a las diferentes relaciones establecidas entre los dos chicos y aquellos que tienen a su alrededor, como padres, profesores, ligues desconocidos y futuros hermanos.
El nuevo y moderno está mirando continuamente y espiando la realidad de su tiempo cogiendo apuntes para presentes y futuros proyectos presentando cada vez más asiduamente talentos que antes permanecían ocultos. Algunos cantan, como la protagonista de La Familia Belier y otros levantan la mano llamando nuestra atención. Como diría nuestro J. A. Bayona, algunos son “demasiado mayores para ser unos niños y demasiado pequeños para ser unos hombres”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies