Y de repente tú

Y de repente tú, la comedia para hombres se hace mujer

Supongo que así, por el título en español, Y de repente tú puede estar dentro de esas que rozan la ñoñería y el buen gusto, esas que ver con tu novia, si eres de ese tipo de parejas, con las que ella se llevará una semana compartiendo contenido de esa película en Facebook, y tú, le mandarás todas las canciones que han salido durante su visionado, acompañado de un corazón.

Y de repente tú

Ese es el tópico de la romántica, o al menos lo que hay detrás de estas, pero Y de repente tú (Trainwreck, algo como descarrilamiento, palabra que tiene mucho más sentido por el cambio que sufre la vida de nuestra protagonista), pretende romper los cánones y para ello cuenta con Amy Schumer y Judd Apatow.

Al segundo ya lo conocemos, incluso en este blog le hemos bailado el agua más de una vez, pero en su última película solo figura como director; poco ha tenido que ver en su guión, a priori, ya que la encargada de este maremágnum de emociones masculinas es Amy Schumer, que no le basta con escribir chistes sino que también los interpreta.

La principal baza de Y de repente tú, es ese cambio en el género de las relaciones, donde ella lleva la voz cantante y es la que está decidida a acumular noches de desenfreno con desconocidos de usar y tirar. Por ello, pudiera ser, que esta atrevida apuesta pueda chocar a los más clásicos del lugar, ya que es poco común ver en el cine a una chica que habla con tanta libertad del sexo y menos del amor.

Y de repente tú

Sin que esto forme parte de un debate sobre la importancia del género, la película falla en su estructura, ya que es demasiado larga (dos horas para contar como dos personas acaban juntas) y se hace muy tediosa y pesada en los momentos en los que su protagonista está sola en pantalla, tal vez porque su personaje aspira a tener tantos matices, que es incapaz de controlarlos.

Aunque no todo va a ser malo, ya que con Y de repente tú, descubrimos el lado cómico de John Cena y Lebron James, que extrapolándolos al extremo de su fama, convierten sus intervenciones en lo más gracioso de esta entretenida, por momentos, película.

Deja un comentario

You May Also Like

Sitges 2015: Bone Tomahawk, western clásico-moderno

Bone Tomahawk es uno de los films que parte con más posibilidades de ganar el premio  a mejor película de la sección oficial del presente festival de Sitges. Desde su bajo…
Ver entrada

Festival de Málaga 2020: «Dios» y «El campeón del mundo»

La decadencia como idea pareció unir los dos largometrajes documentales de la Sección Oficial del Festival de Málaga 2020 en su sexta jornada. Dios pone de manifiesto la crisis de…
Ver entrada

El Gran Hotel Budapest: otro de los mundos de Wes

La última película de Wes Anderson, El Gran Hotel Budapest, es una delirante comedia que se abre con una niña que sostiene un libro con el mismo título que va…
Ver entrada