Viaje a Sils Maria, teatro y vida

se ha convertido en uno de los directores franceses mejor valorados en el panorama cinematográfico contemporáneo. Y no es extraño, teniendo en cuenta que su último trabajo de más índole ha sido su gran serie para televisión Carlos sobre el famoso terrorista Ilich Ramírez Sánchez. El gran punto a favor de Viaje a Sils Maria (así como de prácticamente todas sus obras) es el guion férreo e inteligente que la sustenta.

Marie Enders, una veterana actriz de teatro ha de sobrellevar la muerte del dramaturgo/director de teatro que le inició. Meses después acepta volver a representar su primera obra en el escenario. Obra que narra el / entre dos mujeres, una joven y una madura. Enders, que había interpretado a la joven ha de enfrentarse al dilema de encarnar el papel de la mujer adulta y afrontar como el paso del tiempo ha ido afectando a su personalidad. Con el apoyo de su ayudante, Enders se trasladará al lugar real donde suceden los hechos de la obra de teatro para ensayar y conseguir realizar una buena interpretación.

Viaje a Sils María

La relación entre Enders y su ayudante es el gran elemento a partir del cual se estructura el film. Ambas ensayan la obra de teatro juntas e incluso interpretan su significado. En ocasiones el espectador no sabe hasta qué punto están ensayando o están comportándose como son. Assayas deja entrever una relación amorosa entre dos protagonistas muy unidas, una relación amorosa que desaparece por completo antes de hacerse realidad. El epílogo final, se olvida por completo de la ayudante de Enders y solo nos muestra como esta vaga sin rumbo, asumiendo su papel mediático e intentando refugiarse en una nueva ayudante.

Más allá del guion, la película funciona gracias a la interpretación de en el papel de Enders y como ayudante. Resulta fascinante lo bien que se desenvuelven en la gran pantalla y la naturalidad de sus interpretaciones. Aportan credibilidad a una relación extraña llena de matices e insinuaciones. Pero probablemente lo más fascinante de todo es que demuestre por primera vez que tiene talento para la actuación, y que ha pasado de ser un ídolo para adolescentes a convertirse en una actriz con una buena carrera por delante. De hecho, es importante tener en cuenta que es la primera actriz estadounidense en llevarse el premio César a mejor actriz secundaria.

Viaje a Sils María

Viaje a Sils Maria es una obra que a partir de su modestia consigue tratar muchos temas interesantes: el papel del teatro y de la representación, el mundo de la prensa rosa, los límites entre interpretación y realidad, la madurez y el recuerdo del pasado.

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de Málaga 2018: «Trinta lumes», lo sublime invisible

El sentimiento sublime comprende demasiadas definiciones y versiones que resulta imposible de sintetizar en una única frase. Ni falta que hace. Es, ante todo, una noción emocional que va más…
Ver entrada

Magic, magic, la maravilla de lo inexplicable

 Magic, Magic la última película del director chileno Sebastián Silva (La nana) viene envuelta y arropada bajo la etiqueta de nuevo cine de terror. El diseño de sus carteles, su participación…
Ver entrada

Marvel del papel a la pantalla: Captain America II- Death Too Soon (1979)

Como no se quedaron a gusto con el primer intento de llevar a la pantalla al Capitán América, el mismo equipo «artístico» perpetró una segunda parte. Incluso en algunos lugares…
Ver entrada