Un día de furia, la mosca cojonera

Un tipo está en un atasco. Una mosca le molesta. Hace calor. Todo el mundo espera. La cola de coches no se mueve. El hombre suda. De repente su mente hace clic, abandona el coche y toma a su casa para ver a su hija el día de su cumpleaños. Durante el viaje se topará con un coreano, unos latin kings, unos dependientes de hamburguesería, un nazi, unos que juegan al golf… Todos ellos le sacando de quicio más y más.

Por otro lado tenemos a un veterano policía del que todo el mundo se cachondea porque no quiere salir a las calles y prefiere estar detrás de una mesa. El agente Pendergast detecta al señor que la está liando parda por las calles de y se pone manos a la obra en su último día de trabajo. Además tiene a su mujer al teléfono todo el tiempo dándole la brasa con que vuelva a casa.

Un día de furia plantea dos modos de enfrentarse a las adversidades de la vida. El personaje de Michael Douglas (espléndido) podría ser cualquiera de nosotros si un día perdemos el juicio. Al final no deja de ser alguien que cae (Falling Down es el título original de la película). No es ningún héroe. Es simplemente alguien que ha perdido su trabajo, que no puede ver a su hija, alguien obsoleto, una persona que no es enconómicamente viable.

Es curioso ver como una película de hace 20 años puede hablarnos en un extraño tiempo presente. Este señor desesperado podría ser una de las múltiples personas en una situación límite de las que existen hoy día. ¿Qué genera este desequilibrio? ¿Es D-Fens un producto de la sociedad o simplemente un hombre enfermo que necesita ayuda? Me comentaba Enreas en twitter si God Bless America tenía algo que ver con esta película y la verdad es que en cierto modo nos habla también de una forma de enfrentarse a la mediocridad.

Día de furia es en cierto modo una película muy políticamente incorrecta. El engaño al que nos ha sometido la sociedad nos hace actuar de forma violenta. Y no os hagáis los inocentes. Seguro que alguna vez habéis tenido ganas de pegarle un palo a alguien y seguro que alguna vez habéis querido montar el pollo en el McDonalds cuando la mierda de hamburguesa que os han puesto no tenía nada que ver con la de la foto.

 

Un día de furia se emite esta noche en La Primera a las 00:30

1 comment

Deja un comentario

You May Also Like

Al final del túnel , un invitado sorpresa

Los ladrones ya no son lo que eran. Ahora en Argentina los guantes blancos han desaparecido o se usan de una manera diferente a la antigua, como tapar la boca…
Ver entrada

Sitges 2014: When animals dream, terror soso

La obra del danés Jonas Alexander Arnby tiene varios puntos positivos, o como mínimo algún rasgo original respecto a la forma de tratar el género. En primer lugar resulta muy…
Ver entrada

Familia al instante, padres suplentes

Todos hemos oído frases como “los buenos padres no nacen, se hacen” o “padres son los que los crían, no solo los que los engendran”. Siempre se ha dicho que…
Ver entrada