Turistas, muerte a la mala educación

Desde Bonnie & Clyde hasta Mickey & Mallory e incluyendo a los protagonistas de la muy reivindicable God Bless America, en el cine hemos visto numerosas parejas impartiendo su particular justicia a base de asesinatos selectivos con la intención de apartar de la sociedad a elementos llenos de mediocridad. Sin olvidar al imprescindible y solitario D-Fence con la cara de Michael Douglas. Ahora se nos unen estos dos disfuncionales turistas británicos que emprenden un placentero y sangriento viaje en roulotte.

Turistas es ante todo una película inglesa con ese particular humor negro tan de las islas. No hay ni grandes risas ni carcajadas pero está ese tono ligero y, en cierto modo, incómodo que por fortuna la aleja de comedias bienintencionadas al estilo Full Monty. Si es cierto que se echa en falta un poco más de contexto en los personajes que nos permita involucrarnos en su espiral violenta pero llena de inocencia pero el carisma de los actores suplen un poco esta leve deficiencia.

Son Steve Oram y Alice Lowe, autores también del guión, los que soportan la película con sus excelentes interpretaciones llenas de ternura, locura y violencia. Sin intención de desvelar demasiado, es más que interesante cómo está desarrollada la evolución de ambos personajes y cómo van intercambiando sus roles a lo largo de todo el metraje.

crítica película turistas

El mayor acierto del director Ben Wheatley es el tono que logra conseguir para que Turistas navegue entre la comedia, la historia de amour fou de negrísimo humor, con una marcada estructura de road movie. Además, Wheatley consigue una potencia visual casi invisible unida a un ritmo pausado pero imparable que hace que los 89 minutos de Turistas se nos pasen en un suspiro pausado.

Y, como en todas las películas citadas al inicio, está la crítica a esos miembros de la sociedad adocenados, aburridos y, ante todo, maleducados a los que a todos nos gustaría atropellar o tirar por un barranco en un momento dado. Metafóricamente hablando, claro.

0 comments
  1. La vi el sábado y aún no sé qué pensar. Totalmente de acuerdo con el último párrafo. Las interpretaciones son magistrales, con esos personajes disfuncionales tan representativos de la Inglaterra profunda de provincias, tan diferente a la Londinense cosmopolita…Aún echo en falta algo en el guión. No sé, no sé…

Deja un comentario

You May Also Like

Green Lantern, rutinario espectáculo

Lo más suave que se puede decir de Green Lantern es que no es una película aburrida. En los 100 minutos que dura no da tiempo a desesperarte demasiado aunque…
Ver entrada

SEFF 2015: C’EST L’AMOUR, UNDER ELECTRIC CLOUDS y AMOR TÓXICO de la risa al desaliento

C’est L’amour La última propuesta del director Paul Vecchiali (del que el SEFF 2015 muestra una retrospectiva de su carrera) parece moverse por una máxima absoluta y firme del octogenario realizador:…
Ver entrada

Black Angel (Senso ’45), erotismo histórico

Seguramente para los más jóvenes del lugar el nombre del director italiano Tinto Brass no sugiera demasiado. Pero es bastante probable que los más veteranos se hayan topado con sus…
Ver entrada