Treinta películas para un septiembre de espías

AUSTIN POWERS: Se han hecho muchas parodias de agentes secretos, pero ninguna tan divertida como Austin Powers: un humor meta, a medio camino entre el slapstick y el humor inteligente, a mayor gloria de Mike Myers. La saga fue decayendo a medida que el actor interpretaba, cada vez, a más personajes sin carisma.