Treinta películas para un septiembre de espías

LOS TRES DÍAS DEL CÓNDOR: Bueno, nunca está mal verla para recordar aquello de ¿de quién te puedes fiar realmente? La única pega es que el papel femenino es un poco… de aquella manera y muy de la época, pero es un thriller muy bien montado que hay que recomendar.