Thor, los dioses acompañan a Branagh

Hay que reconocer que los de Marvel son listos. Para el que no lo sepa, desde Iron Man, Marvel produce sus propias películas, lo que quiere decir que tiene control absoluto sobre sus personajes y no los delega en otras productoras. Este hecho condiciona todas sus películas desde entonces, al menos los personajes que sigue controlando. Con la vista puesta en el largo plazo de The Avengers ya se han realizado la mencionada Iron Man, El Increible Hulk, Iron Man 2 y este Thor. Y se agradece esta visión ya que provoca que todo esté siendo cuidado al milímetro con la intención de que todo encaje y nada desentone. Pero vayamos a la película que nos ocupa.


Thor es uno de los personajes menos conocidos de la Marvel pero para mi siempre ha sido de los más interesantes. La mezcla de superhéroe y mitología siempre me ha atraído. Thor es el Dios del Trueno escandinavo que, básicamente, tiene la labor de proteger el mundo de los humanos. Como toda la mitología clásica, la historia y los de Thor están repletos de conjuras, intrigas, venganzas y traiciones. Me veo a los de Marvel preparando la película y dándole un ascenso al que se le encendió la bombilla de darle todo este material a Kenneth Branagh. Pero también me imagino el miedo de los aficionados temiendo porque el británico convirtiese a Thor en un Hamlet con martillo. Pues nada que temer, señores.

Branagh es de esos directores que sirve para un roto y para un descosido pero siempre manteniendo la compostura. Versátil, si, pero con estilo. Y esto es lo que entrega con Thor. Entretenimiento, espectáculo, épica y humor para todos los públicos con buen gusto y su punto culto. Y es que hay mucho estirado que levanta la ceja y dice: ¿pero que hace un director de prestigio haciendo una película comercial de un tebeo?. Pues chaval, lo mismo que hacía Shakespeare en su época. Pero con presupuesto y ganas de pasarlo bien.

La historia de Thor es sencilla: Odin, el padre, destierra a Thor a la tierra y éste aprende a ser responsable, mientras su hermano Loki malmete con la intención de ocupar su trono como Rey de Asgard. Aquí está la primera demostración de buenhacer de Branagh: conducir las dos líneas narrativas con pulso, ritmo y hasta sentido del humor. En Asgard todos hablan como si estuviesen en un teatro, de forma pomposa y elocuente. Que para algo el padre de Thor es Sir Anthony Hopkins. Después en la tierra la gente habla de forma vulgar y cotidiana. Este contraste está muy bien aprovechado y nos deja muy buenos momentos tanto cómicos en la tierra como dramáticos en Asgard.

La segunda baza de Branagh es aprovechar su formación teatral para conseguir hacer creíbles a sus personajes. Está claro que actores como Stellan Skarsgård, Anthony Hopkins o Natalie Portman navegan solos y no son preocupación para un director. La sorpresa son los hermanos Thor y Loki. Chris Hemsworth supera con nota la prueba demostrar que es algo más que un armario de tres puertas. Pero el que se lleva la palma es el desconocido Tom Hiddleston en el papel de Loki, el hermano envidioso y lleno de rencor. Lo sibilino de su personaje está tan bien llevado que por momentos comprendes su maldad. Y ya sabemos que no hay nada mejor que un buen malo. A la única que veo que no le sacan mucho partido es a Rene Russo, la madre de Thor, que podía haber jugado un poquito más.

Corto el rollo. Id a ver Thor con el chip puesto de una película disfrutable y muy entretenida, aunque debo reconocer que me ha ido gustando cada vez más mientras la recordaba. Los aficionados a los comics irán pillando las múltiples referencias a lo que está por venir (cameo y escena final de créditos incluidos) y los que no, pues no pasa nada. Como decía es lo que están haciendo bien los de Marvel contentar a los frikis sin dejar de ser mainstream. Y todos tan felices que nos vamos a casa.

8 comments
  1. Pese a que disfrute mucho de la pelicula, me quede con una extraña sensación al verla. Al tratarse de una película ‘Génesis’ de personaje, precisamente es de lo que menos hace, profundizar en el de Thor como Dios, y apenas se entiende como no sabe que es un café y si que es el telescopio hubble. por otro lado, puede que sea del doblaje, Thor me parece que tiene un tono chulesco, y siempre lo considere altivo, pero no chulo, supongo que sera cosa mía.(Tampoco me gusto que el destructor no necesite tomar un alma para funcionar, pero eso ya si es cosa de fan fanático)

    A pesar de todo, la película es estéticamente brillante y una nueva forma de entender los diálogos de este tipo de películas, mas como una interpretación en primer plano (teatral) y menos como un conjunto de gente dando saltos sin sentido y sin poder ver nada con detalle.

    1. Está claro que para un conocedor de los comics como tú hay infinidad de detalles faltos de explicación. Pero creo que son conscientes de estos detalles y yo, personalmente, suelo agradecer que no me den tantas explicaciones farragosas. Obviamente, en hora y media es difícil plasmar un universo que tiene décadas e innumerables detalles. Te recomiendo que leas este artículo que compara detalles que no funcionaron en Iron Man 2 y que aquí han solventado: http://www.cinemablend.com/new/5-Things-Thor-Does-Better-Than-Iron-Man-2-24500.html

      Lo que si es una pena es que hayas tenido que verla doblada porque, como digo, una de las cosas que más disfruté fue esa declamación teatral que tan bien saben manejar los británicos.

Deja un comentario

You May Also Like

La vida de Pi, agridulce cuento envenenado

En la que probablemente sea una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos, El hombre que pudo reinar, un viejo le narraba a Rudyard Kipling su peripecia…
Ver entrada

Feliz día de tu muerte 2, diversión y asesinatos en bucle

Me imagino la oficina central de Blumhouse productions como una churrería, en la que lo importante es sacar material sin preocuparse mucho de la calidad. Si da la casualidad de…
Ver entrada

Festival de San Sebastián 2018 (Perlas/Sección Oficial): ROMA, VISION y HIGH LIFE

Si hace un par de años alguien nos dijera, visto lo visto, que una de las mejores películas de 2018 iba a estar producida por Netflix, habríamos reaccionado -justamente- con…
Ver entrada