The congress, alucinógeno digital

Festival de Cine Europeo

The Congress parte de una idea muy interesante. Una actriz con cierto pasado como estrella hollywoodiense vive sus horas más bajas al ser olvidada casi por completo por la industria cuando se acerca a la cincuentena. El estudio cinematográfico le propone entonces digitalizar su imagen y cederla para su uso y comercio como única posibilidad de sobrevivir en el desolador Babilonia. La gracia de semejante premisa es que Robin Wright (La princesa prometida, ) se interpreta a si misma y se presta al perverso juego de mostrarse como una actriz acabada.

Toda la introducción de la película está rodada en imagen real para a continuación desdoblarse en cinta de . Esta segunda parte intenta explicar en qué deriva el futuro de la industria del entretenimiento, y en cómo la sociedad vive adormecida en un universo digital donde, gracias a una sustancia psicoactiva, cada uno puede ser quien desee ser. O algo así. Porque de este lío no nos saca ni Ari Folman por muy director que sea de Valtz con Bashir (y por mucho que tenga como cimientos la obra de Stanisław Lem)The CongressLas ideas se amontonan, la narración se hace pretenciosa, la hortera y el discurso se pierde en lo que podría ser un mal viaje. Da la sensación de que The Congress no quiere ser una película, quiere ir más allá, quiere ser algo más pero no sabe muy bien qué. Hay algún destello interesante, pero sobre todo sorprende por la valentía de una dispuesta a meterse en estos berenjenales en la búsqueda de un proyecto ambicioso y diferente. El problema es que finalmente parece más a un filosófico de aquella olvidable película (también mezcla de y real) de Kim Basinger y Brad Pitt (Cool World) que la compleja obra de a la que sueña con acercarse.

2 comments
  1. Pingback: Cine en serio

Deja un comentario

You May Also Like

Mad Max: Furia en la carretera, eficaz despropósito

Es complejo hablar sobre una película sobre la que parece que ya se ha dicho todo. Más difícil cuando esa película ha sido examinada con una minuciosidad, que sería deseable…
Ver entrada

R3sacón, todo acaba para bien y para mal

Dicen que nada dura para siempre y que todo se acaba, tarde o temprano. Eso es precisamente lo que ha ocurrido con una de las sagas de comedia más rentables…
Ver entrada

Festival de Sitges 2021: «Mona Lisa and the Blood Moon» de Ana Lily Amirpour

Ana Lily Amirpour es ya una de las directoras más queridas por los miembros que conforman el equipo del festival de Sitges. Desde la sorpresa y el furor que causo…
Ver entrada