Cesar debe morir, algo nuevo, algo viejo

Aunque el Oso de Oro en Berlín los avale, acercarse a una nueva película de los octogenarios hermanos Taviani me suponía cierto recelo y temor. Pues bien, me trago mis prejuicios y me arrodillo cual plebeyo ante Julio César.

Leer más...