Especial Woody Allen: Sueños de un seductor (1972)

Play it again, Sam había sido todo un éxito de público, cimentando del todo la fama de Woody Allen y dándole una primera pátina de prestigio que sólo sabe ofrecer el teatro neoyorquino. La obra bebía de la propia experiencia del mismo Allen cuando se divorció de su segunda esposa la actriz Louise Lasser, y sus amigos intentaron buscarle pareja para que superase el bache provocado por la ruptura. Aquí comenzaba una de las grandes constantes del cine de Woody Allen: el continuo juego de espejos entre su propia vida y…

Leer más...