Festival de Sitges 2018: LA CASA DE JACK de Lars Von Trier

Muchos años han pasado desde que Lars von Trier no se ponía detrás de una cámara para dirigir. Cinco concretamente desde el estreno de Nymphomaniac. Pero tampoco podemos decir que durante estos años haya permanecido totalmente desaparecido. Su declaración en la que afirmaba ser un alcohólico drogadicto no cogió a nadie por sorpresa. Ya pocas cosas podían sorprendernos tras las declaraciones polémicas de 2011 en las que se mostraba simpatizante con la causa nazi. Se rumoreaba que su próximo proyecto iba a ser una serie de televisión de un psicópata…

Leer más...