Juegos sucios, la dignidad por los suelos

En un mítico episodio de Alfred Hitchcock presenta basado en un cuento de Roald Dahl, The man from the south, un siniestro Peter Lorre embarcaba a un joven Steve McQueen en una macabra apuesta: McQueen debía encender su infalible mechero de gasolina en diez ocasiones seguidas; si lo lograba, Lorre le regalaba su lujoso coche, si fallaba éste le cortaría el dedo meñique al novato jugador. Varias décadas después, Quentin Tarantino en la película por episodios Four Rooms recuperaba la apuesta con Tim Roth como sufrida víctima. El sentido de la…

Read More