La vida de Pi, agridulce cuento envenenado

En la que probablemente sea una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos, El hombre que pudo reinar, un viejo le narraba a Rudyard Kipling su peripecia en la India como soldado del Imperio Británico. Similar técnica usa Ang Lee para contarnos la vida de Pi que al igual que aquella está narrada con la subjetividad que implica la primera persona. El contexto hindú es otra más de las coincidencias con la Obra Maestra de John Huston aunque en este caso el enfoque no es para nada…

Read More