La herida, frío catálogo de síntomas

Hace un año Alexliam señalaba en su crítica de El lado bueno de las cosas lo extraño que se hacía que una película con un personaje con una enfermedad mental fuese tan buenrrollista. Pero tranquilos, aquí viene La herida para presentarnos a un personaje con un Trastorno Límite de la Personalidad (aunque no se mencione en ningún momento), con sus luces y sombras, aunque con más de las segundas. Está claro que en principio sólo los iniciados en psiquiatría y los afectados (pacientes y allegados) por esta enfermedad mental reconocerán…

Leer más...