1917, la guerra en (falso) plano secuencia

El director Sam Mendes convierte al espectador en un protagonista más de 1917. Esa cámara que sigue a los protagonistas, dos jóvenes soldados que tienen que llevar personalmente un mensaje a un batallón británico en peligro, quiere que seamos otro contendiente más, aunque mudo e invisible, al igual que ocurriera con Salvar al soldado Ryan, una de las obras maestras de Steven Spielberg. El cineasta británico, que se basa en las memorias de su abuelo y otros combatientes de la I Guerra Mundial, nos lo enseña en un único y…

Leer más...