Atlantida Film Fest: Tom à la ferme, rubio platino en peligro

Tengo una relación con Xavier Dolan de puro amor-odio. Sus películas me irritan y fascinan a partes iguales, y el jovenzuelo director siempre consigue darme una de cal y una de arena para que no me olvide de él. Me atrapa con su falso universo magnético para a continuación escupirme una de sus boutades de niño repelente sabelotodo. Pero como ese enemigo al que uno secretamente idolatra, nunca puedo parar de observar al pequeño bastardo canadiense. Su primera película Yo maté a mi madre me horrorizó pero no pude dejar de…

Leer más...