El olivo, ¿dónde estará mi árbol?

A finales de los años sesenta Manolo Escobar popularizó una cancioncilla con un estribillo tan pegadizo que muchos años más tarde todavía se recuerda entre aquellos que sienten nostalgia de esa maravillosos época. La ubicación de un carro era lo que andaba buscando éste cantante y artista tan España cañí. Icíar Bollaín sustituye en El olivo este objeto por un árbol que se convierte en un santo grial que debe ser descubierto. Aquí no hay porompomperos que valgan pero si unos españoles capaces de recorrer miles de kilómetros para encontrarlo.…

Leer más...