Elysium, entretenida obviedad

Por derecho propio, Neill Blomkamp pasa a engrosar la lista de directores que tras maravillar con su primera película pega un traspiés tras obtener millones y estrellas de renombre para llevar a cabo su visión en su segunda película. Para nada se puede decir que Elysium sea una mala película, simplemente no consigue llevar a buen puerto los diferentes frentes que abre, quedándose por el camino la sobresaliente película que podía haber sido. Si District 9 funcionaba como metáfora del Apartheid sudafricano y, en el fondo, como crítica a cualquier discriminación…

Read More