Mad Max: Furia en la carretera, eficaz despropósito

Es complejo hablar sobre una película sobre la que parece que ya se ha dicho todo. Más difícil cuando esa película ha sido examinada con una minuciosidad, que sería deseable para cosas más productivas, y que solo sirve como acto autocomplaciente de algunos. Es complejo hablar regular de algo tan elogiado y no parecer pretencioso. Mad Max: Furia en la carretera es un despropósito cinematográfico, que no una mala película, aunque tampoco una buena. Una película donde todo empieza sin explicación, sin introducción, y antes de poder entender que estamos viendo,…

Leer más...