Festival de Málaga 2021: “El vientre del mar”, el tiempo y la bestia

Ante La balsa de la Medusa, el conde O’Mahony exclamó <<¡qué espectáculo tan repugnante, pero qué obra tan bella!>>. En el Salón de 1819 quedaba expuesta la obra de Géricault, uno de los pináculos de la pintura romántica gestada en estudio y morgues de todo París, y hay que destacar en esta ocasión el devenir de los tiempos, cuando lo mejor que se puede sacar hoy en día de una catástrofe es la grotesca imagen de las sirenitas. Agustí Villaronga, que a sensibilidad no le gana nadie, entiende que el…

Leer más...